NACIONALES | Fernández | Biden | Estados Unidos

Fernández mantuvo el primer contacto con Biden

La conversación duró 30 minutos. Alberto Fernández estaba en Balcarce 50 y Biden en sus oficinas de transición presidencial en Estados Unidos.

Alberto Fernández dialogó con Joseph Biden para relanzar las relaciones bilaterales con Estados Unidos tras la distancia geopolítica que mantuvo con Donald Trump respecto a la situación en Venezuela, la crisis institucional en Bolivia, el papel de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la designación de Mauricio Claver al frente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La conversación duró 30 minutos cuando estaba previsto -por protocolo- que sólo se extendiera 10 minutos por reloj. “Hubo interés de ambas partes para saber que pensaba cada uno de la región y del mundo”, explicó un miembro del gabinete nacional.

Alberto Fernández estaba en Balcarce 50 y Biden en sus oficinas de transición presidencial en Estados Unidos. Junto al Presidente estuvieron su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el secretario de Medios de Comunicación, Juan Pablo Biondi.

image.png

El jefe de Estado asume que puede encontrar puntos de contacto diplomáticos con el sucesor de Trump y encargó al canciller Felipe Solá, al embajador argentino en Washington, Jorge Arguello, y al secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, que coordinara una diálogo telefónico con el presidente 46 de los Estados Unidos.

Alberto Fernández fue uno de los primeros mandatarios de América Latina que reconoció la victoria de Biden, pese a que Trump en ese momento insistía en que se habían cometido masivos actos de fraude en contra de su reelección. El presidente argentino está en las antípodas ideológicas de Trump y aprovechó la ocasión para ratificar sus diferencias.

image.png

El jefe de estado cree posible que se puede encontrar un agenda común con Biden vinculada a la crisis de Venezuela. Trump no descartaba la posibilidad de una invasión militar para terminar con el gobierno populista de Nicolás Maduro, mientras que su sucesor demócrata descarta la vía armada y empuja una hoja de ruta basada en la negociación diplomática y a continuación elecciones libres y transparentes.

FUENTE: Infobae

Dejá tu comentario