ECONOMIA | FMI | Industria | PBI

El segundo semestre de 2020 traería mejoras para el PBI

Analistas, bancarios e industriales de distintos puntos del país consideraron que en ese período comenzaría una fase de recuperación de al menos 1%.

Las proyecciones para el PBI del 2020 muestran gran dispersión, aunque la coincidencia mayoritaria es que habrá caída. Si bien el presupuesto prevé una mejora de 1%, son pocos los economistas que suscriben esa visión optimista. El partido se juega entre el fuerte arrastre estadístico negativo que dejará el 2019 y las posibilidades de nuevos desbarajustes externos. Lo que se da por descontado es que en el primer semestre todos los números serán rojos.

Una encuesta entre 350 industriales de GBA, Córdoba, Mendoza y Santa Fé, publicada por Elypsis, mostró que el 45,1% de los consultados considera que la recuperación comenzará en el mejor de los casos en el segundo semestre. De ese 45,1%, 12 puntos apuntó directamente al 2021. El REM del BCRA de septiembre mostró que bancos y analistas de la city esperan que el año que viene termine con caída de 1,5% y un primer trimestre en rojo de 0,5%.

La cuestión del arrastre estadístico es clave. El fenómeno ocurre cuando, por ejemplo, la segunda parte del año presenta una caída tan brutal que el PBI termina muy por debajo del promedio. En este caso, como el cálculo del producto se hace comparando promedios anuales, la diferencia entre el PBI de diciembre de 2019 y el producto anual de ese mismo año será un camino que la actividad deberá recorrer cuesta arriba.

Si el arrastre estadístico fuera de 3% negativo, y entre enero y diciembre la actividad no crece, el PBI del 2020 caería 3%. Tras dos años de fuertes caídas en 2018 y 2019, el acumulado del trienio se acercaría a un rojo de 10%. Para la directora de Eco Go, Marina Dal Poggeto, "no es descabellado que la actividad caiga 5 puntos hasta fin de año, lo que te deja una caída promedio de 3,8% en 2019 y un arrastre de 3% para el año que viene". Para E&R la baja 2019 sería de 3,3% y dejaría un arrastre de 1,9%.

image.png

Esos números son los que llevan al promedio consultados por el REM a considerar que el 2020 terminará con una caída de 1,5%. Ese número incluye respuestas de bancos oficiales. Por eso esconde algunas proyecciones más negativas: en total, ocho de los consultados considera que la contracción podría llegar a ser de entre 2% y 3,8%. Para E&R el número se acercaría al 5,5%, por el arrastre estadístico y una cosecha que ya no compara contra la peor sequía en décadas.

Los analistas de Elypsis afirman que la recuperación dependerá de las políticas oficiales a partir de diciembre, aunque ya adelantan que podría darse "recién a partir de junio del 2020". El titular de la consultora, Eduardo Levy Yeyati, pone un reparo: "Si el FMI exige un reperfilamiento con quita agresiva y los tenedores no aceptan, el año que viene cae 3%".

El economista Mariano Kestelboim espera crecimiento de 1% o 1,5% y coincidió en que dependerá de las políticas oficiales: "A partir de julio habrá una recuperación. Traccionarán la industria y la construcción, por una mejora en la demanda interna, a través del salario real. A eso se le debe sumar una administración de las importaciones, reorientar recursos financieros al crédito y encarar un programa de compras públicas para la producción nacional".

FUENTE: Bae Negocios

Dejá tu comentario