DEPORTES | equipo argentino de Copa Davis | Rafael Nadal

Se dio el milagro y Argentina está en cuartos de final

La definición de cuatro grupos ajenos al argentino metió al equipo de Gastón Gaudio por la ventana como el mejor segundo, el último cupo de clasificación.

Con el 0-3 sufrido ayer por el equipo argentino de Copa Davis ante Alemania y las ilusiones desvanecidas de avanzar a cuartos de final, una serie de varios resultados metió a los capitaneados por Gastón Gaudio en última instancia a dicha fase para seguir en el camino a la segunda ensaladera. Enfrentará mañana a España desde las 14, hora argentina.

¿Qué pasó? La derrota contra los alemanes nos dejó con una serie ganada y una perdida, con ocho sets ganados y seis sets perdidos, además de un coeficiente del 57.14%. Lo que aún lo mantenía en carrera era una posibilidad de que Chile derrote contundentemente a Alemania o una serie de resultados que metan a Argentina como una de las mejores segundas selecciones.

La opción de la ayuda chilena fue descartada por la victoria de Kohlschreiber sobre Jarry, por lo que la posibilidad del segundo puesto se convirtió en la única. Y esa ayuda masiva se dio: ayer, en el grupo D, Australia venció a Bélgica, avanzó como primero y dejó a los europeos con una diferencia de 7-7 en sets, peor que la de Argentina; mientras que en el grupo F, Estados Unidos e Italia lucharon por no descender. Allí, los argentinos necesitaban que uno de los equipos venza por 2-1, y así fue. Los norteamericanos quedaron como segundos, pero con un récord de 7-8 en sets.

Este jueves fue también positivo para Argentina, que necesitaba el que terminó siendo un triunfo contundente de Serbia sobre Francia, que con el 2-0 en singles ya dejó sin chances a los Galos; mientras que el encuentro decisivo para la Argentina fue el de Gran Bretaña y Kazajistán: con el 1-1 obtenido en individuales fue suficiente para que Argentina no dependa de la definición en el dobles para comenzar la preparación para meter el batacazo contra Rafael Nadal a la cabeza.

Dejá tu comentario