Gustavo Sáenz | PASO

Sáenz promete que trabajará con el presidente "sea quién sea"

El candidato a gobernador se impuso en las PASO, y dijo que podría vincularse con quien resulte electo a nivel nacional, pero "defendiendo los intereses de los salteños".

Gustavo Sáenz obtuvo ayer un triunfo contundente que lo deja a las puertas del Centro Cívico Grand Bourg. El actual intendente capitalino se impuso en las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), y quedó a un paso de convertirse en el gobernador de la provincia el próximo 10 de noviembre, cuando se celebren las elecciones generales.

El intendente de Salta fue el más votado hoy en la elección primaria a gobernador

Sáenz le sacó casi 130 mil votos a su inmediato perseguidor, Sergio Leavy, quien se impuso en el Frente de Todos pero que, incluso sumando los votos de Miguel Isa -a quien le ganó la interna-, queda aún lejos de los sufragios obtenidos por el intendente capitalino. Incluso teniendo en cuenta lo que fue la puja del espacio kirchnerista, no es descabellado pensar que los votos de Isa no se irán para Leavy, todo lo contrario.

Pero más allá del mensaje claro que dejaron las urnas, Sáenz eligió -en medio de la alegría por el triunfo- la prudencia para referirse a lo que viene:

Quiero decirles que no bajen los brazos, que hasta el 10 de noviembre sigamos llevando nuestras propuestas, sigamos trabajando de la misma forma: con grandeza, con humildad, con sensibilidad social, sin contestar agravios, sin difamar a nadie. Quiero decirles que no bajen los brazos, que hasta el 10 de noviembre sigamos llevando nuestras propuestas, sigamos trabajando de la misma forma: con grandeza, con humildad, con sensibilidad social, sin contestar agravios, sin difamar a nadie.

El candidato a gobernador insistió en que “no sirve hablar mal de otros, porque es hablar mal de uno mismo, por eso nunca me van a escuchar hablar mal de otro candidato, al contrario, los felicito y que Dios y la gente decida quién va a gobernar esta provincia”.

image.png

No sirve hablar mal de otros, porque es hablar mal de uno mismo, por eso nunca me van a escuchar hablar mal de otro candidato, al contrario, los felicito y que Dios y la gente decida quién va a gobernar esta provincia No sirve hablar mal de otros, porque es hablar mal de uno mismo, por eso nunca me van a escuchar hablar mal de otro candidato, al contrario, los felicito y que Dios y la gente decida quién va a gobernar esta provincia

Sáenz envió un mensaje hacia adentro y hacia afuera de la provincia: “Si me eligen gobernador el 10 de noviembre, voy a trabajar con el Presidente, sea quien sea, codo a codo, pero defendiendo siempre los intereses de Salta y de los salteños. Ese es mi compromiso, ese es mi pacto de corazón a corazón con todos los salteños”. De esta manera el candidato se refirió implícitamente a la posibilidad de trabajar junto a Alberto Fernández, quien ganó las PASO nacionales y está posicionado para ser el próximo mandatario nacional. Hasta ahora Sáenz no se había referido a esta situación, mientras que Leavy centró su campaña en el hecho de ser el elegido de Fernández y Cristina Kirchner en Salta.

Hoy dimos el primer paso y se viene otro el 10 de noviembre Hoy dimos el primer paso y se viene otro el 10 de noviembre

FUENTE: El Tribuno

Dejá tu comentario