NACIONALES | Guzmán | Francisco | FMI

Martín Guzmán será recibido mañana por el papa Francisco

La reunión será las 11 de Roma en la biblioteca privada del Palacio apostólico. Guzmán está en Europa fortaleciendo el respaldo de la UE a la estrategia de negociación con el FMI.

Francisco fue clave para su nombramiento como ministro de Economía y para diseñar una estrategia de negociación con los acreedores privados y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Martín Guzmán tiene respeto intelectual por el Papa y le pidió una audiencia en Buenos Aires para dialogar sobre la situación de la Argentina, el escenario global atravesado por la pandemia y su pulseada con el FMI que aún resiste refinanciar en un larguísimo plazo la deuda de 44.000 millones de dólares contraída por Mauricio Macri.

Este martes le confirmaron que mañana será recibido por el papa Francisco en la Biblioteca del Palacio Apostólico del Vaticano. El encuentro con Francisco será a solas, a las 11 en punto, hora de Roma.

image.png

Guzmán está en Europa fortaleciendo el respaldo de la Unión Europea a la estrategia de negociación con el FMI. Se encuentra en Berlín, adonde ya se reunió con Peter Altmaier -ministro de Asuntos de Economía y Energia- y Wolfgang Schmidt, titular de la cartera de Finanzas. En ambos, por instrucción de la canciller Ángela Merkel, se pusieron a disposición del gobierno argentino.

Tras concluir su etapa por Alemania, el ministro volará a Roma. En la capital de Italia tiene una agenda apretada que incluye un encuentro con Stefano Zamagni, titular de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales, una reunión con representantes de empresas que invierten en la Argentina, organizada por el embajador Roberto Carles, y el cónclave oficial con Daniele Franco, ministro de Economía italiano, para avanzar en las negociaciones con el FMI.

image.png

Guzmán tiene una hoja de ruta para negociar con el Fondo que diseñó con la aprobación de Alberto Fernández y la colaboración intelectual de Gustavo Beliz, secretario de Asuntos Estratégicos. Esa plan se basa en tres pilares económicos y políticos:

1. Utilizar los Derechos Especiales de Giro (DEG) para refinanciar los vencimientos de capital y como soporte extraordinario para apuntalar las economías en crisis de los denominados países medianos

2. Proponer a la comunidad internacional (G7 y Unión Europea) una reformulación de las reglas básicas del FMI al momento de conceder los créditos de Facilidades Extendidas y Stand-By a los países deudores

3. Explicar que la pandemia del COVID-19 colocó al mundo en una crisis institucional parecida a la sufrida tras la Segunda Guerra Mundial y esto implicaría lanzar un denominado Bretton Woods II

FUENTE: Infobae

Dejá tu comentario