Hallan cómo diagnosticar precozmente el Parkinson

Comprueban la eficacia de hacer una biopsia de la glándula salival para detectar la enfermedad.

Hacer una biopsia de una porción de la glándula submandibular puede ser una manera de diagnosticar de manera precoz la enfermedad de Parkinson, según un estudio realizado por investigadores de Mayo Clinic, en Arizona, y del Banner Sun Health Research Institute.

Los resultados del trabajo fueron publicados en la revista “Movement Disorders”, de la Sociedad Internacional de Parkinson y Trastornos del Movimiento.

En la actualidad no existe ningún examen diagnóstico preciso para la enfermedad de Parkinson, pero ahora los investigadores creen que un procedimiento denominado “biopsia transcutánea de la glándula submandibular” puede aportar la precisión necesaria.

El examen incluye la inserción de una aguja en la glándula submandibular, debajo de la mandíbula y luego extraer la aguja para obtener una muestra de tejido del centro de la glándula.

Luego los investigadores buscaron una proteína anormal, presente en las células de pacientes que tienen Parkinson en estadios tempranos, y la compararon con la de sujetos sin la enfermedad.

“Este es el primer estudio que demuestra el valor de examinar una porción de la glándula submandibular para diagnosticar a una persona con Parkinson en estadio temprano. Hacer un mejor diagnóstico del Parkinson es un gran paso para entender y tratar mejor a los pacientes”, afirmó el autor principal del estudio, el doctor Charles Adler, neurólogo y profesor de Neurología en Mayo Clinic.

“Este procedimiento proveerá un diagnóstico mucho más preciso del Parkinson que el que existe actualmente”, expresó el doctor Thomas Beach, co autor del estudio y neuropatólogo del Banner Sun Health Research Institute.

“Uno de los grandes impactos que tendrá este hallazgo será sobre los ensayos clínicos sobre el Parkinson, ya que actualmente se incluyen en ellos algunos pacientes que no necesariamente padecen la enfermedad y este es un gran impedimento a la hora de probar nuevos tratamientos”, añadió Beach.

La proteína anormal del Parkinson fue detectada en 14 de 19 pacientes que tenían suficiente tejido para ser estudiado, lo cual brindó resultados positivos que necesitan ser corroborados en siguientes estudios.

“Este hallazgo en pacientes con Parkinson en estadio temprano puede ser de gran utilidad, ya que la precisión del diagnóstico en los pacientes en esta etapa de la enfermedad es actualmente muy inferior a la precisión del diagnóstico en aquellos que padecen la enfermedad por más de 10 años”, concluyó Adler.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno progresivo del sistema nervioso que afecta el movimiento, el sueño, el caminar, el equilibro, la presión arterial y el olfato.

Se desarrolla gradualmente, a veces comenzando con un temblor prácticamente imperceptible en una mano. Pero si bien el temblor es el signo más conocido del Parkinson, el trastorno también puede causar rigidez o enlentecimiento del movimiento. A pesar de que la enfermedad no tiene cura, existen medicamentos que pueden mejorar significativamente los síntomas.

Fuente:infonews.com

Dejá tu comentario