GOB AGO (Salud)-(2).gif
LOCALES | Ingenio | empresa | obreros

Ingenio San Juan: obreros piden que se dicte la quiebra

"Con hambre y depresión". Así definió el referente gremial, Juan Luis Abregú, la situación que atraviesan los obreros del ingenio tras 3 campañas sin molienda.

Signado por un conflicto judicial (que viene con vaivenes desde el 2001) y un pozo sin fondo de deudas salariales, falta de inversión para la fábrica e importantes deudas de gas y de electricidad, el Ingenio San Juan es el único de los ingenios tucumanos que no participará de la zafra 2021.

La última vez que molió fue en agosto de 2018. La fábrica azucarera ubicada en la Banda del Rio Salí arrancó el 1 de ese mes con grandes expectativas, porque significaba el retorno a la actividad después de varios años. No obstante, la ilusión y los trapiches se apagaron rápido. El 9 de ese mismo mes, las maquinas se detuvieron abruptamente y desde ese momento los 400 obreros no volvieron a trabajar hasta la fecha.

Hartos de esta situación, y ante la falta de respuestas por parte de la Constructora del Tucumán SA (encargada de la administración del ingenio) los obreros acudieron nuevamente a la Justicia para que agilice el proceso de concurso preventivo del Complejo Agroindustrial San Juan SA.

Nos deben mucho dinero y la misma empresa no habló con los sindicatos sobre la deuda salarial. Hemos hablado en instancias de la Secretaría de Trabajo, pero no ellos no quieren presentar las planillas reales de la deuda que tienen. Pedimos que se retire la constructora del manejo del ingenio, pero hasta la fecha no hay una respuesta. Llegamos a hablar con la jueza, y logramos que se haga una pericia ocular”, contó en LV12 Radio Independencia Juan Luis Abregú, secretario General de los Trabajadores del Ingenio.

image.png
Ingenio San Juan: obreros son pesimistas con la molienda y piden la quiebra de la empresa.

Ingenio San Juan: obreros son pesimistas con la molienda y piden la quiebra de la empresa.

La magistrada a la que hace alusión es la doctora Mirta Estela Casares, jueza Civil y Comercial Común de la VII nominación, quien a finales de junio dispuso que se realice una inspección ocular con la presencia de la Sindicatura (a cargo del estudio Mambrini y Asociados) y del ingeniero mecánico José Federico Katz, para verificar el estado de la fábrica con miras a afrontar la zafra del corriente año.

Los informes de esa inspección deberían estar disponibles esta semana. En simultáneo, la jueza también libró oficios a las empresas que prestan los servicios de luz y gas para que den cuenta de si la empresa tiene deudas o no.

La otra cuestión a resolver es el atraso de pago a los compromisos salariales por parte de la empresa. “Los trabajadores estamos deprimidos y con hambre. Si no trabajamos, no cobramos. No nos pagan los salarios adeudados ni la cuota de la obra social ni la cuota sindical desde hace 4 años. Es algo insólito por parte de la empresa”, subrayó Abregú.

Una de las posibles salidas que se barajó en las últimas semanas es que el complejo se entregue en arriendo a una cooperativa integrada por los obreros del ingenio. La idea cobró fuerza tras la visita de Eduardo Murúa, director de Empresas Recuperadas, repartición dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

image.png
Imagen de archivo. Protesta de obreros en las puertas de la empresa.

Imagen de archivo. Protesta de obreros en las puertas de la empresa.

Murúa, quien concretó algunas reuniones con parte del sector que representa a los obreros y un representante de Constructora del Tucumán SA, aseguró que la empresa accedió a ceder la administración del ingenio a la cooperativa.

Consultado al respecto, Abregú sostuvo que desconocen cual sería el proyecto a ejecutarse, ya que “nunca nos hemos reunido con él”. “Nos enteramos por boca de otro que venía alguien de Buenos Aires a hablar sobre una cooperativa, pero no nos hemos reunido. Lo primero que tendrían que haber hecho es hablar con nosotros y ver de que manera se habla con el gobierno y la Constructora para buscar una salida para salvar el ingenio”, subrayó. Y añadió: “Todo lo que sea avance en pos de que el ingenio siga adelante y no se pierdan puestos de trabajo, estamos de acuerdo, pero con nosotros no hablo nadie”.

En este marco, Abregú se manifestó pesimista y con pocas expectativas, puesto que “Constructora SA viene presentando mil y una recusaciones para que el negocio siga. A ellos no les interesa el ingenio, lo único que les interesa es la tierra. Son 1.600 hectáreas que quieren seguir manejando”, consideró, y explicó que “el año pasado se llevaron unos 35 millones de pesos” con el arriendo a cañeros y con la soja cultivada en los campos que pertenecen al complejo, pero “a nosotros no nos pagan. Ahora, están esperando que llegue la plata del arriendo del año que viene para pagar los sueldos. No tiene perdón de Dios lo que están haciendo”.

Omil y Luis Aragón (principales accionistas de la empresa que controla el ingenio), no quieren que muela. Por las maniobras que se hacen es obvio que no va a moler. Hoy, en el ingenio no está trabajando nadie”, agregó el dirigente. Y concluyó: “Todas las semanas venimos haciendo presentaciones para que se hagan cargo de la deuda salarial que tienen. No vamos a dar marcha atrás, o dan un paso al costado o la Justicia tiene que actuar”.

Dejá tu comentario