ACTUALIDAD | Juan Domingo Perón | Roque Pérez | Buenos Aires

Increíble historia: "Chinchu" pasó de la calle a ser intendente

Juan Carlos Gasparani vivió en la calle, pasó hambre, sufrió violencia familiar, sólo terminó primer grado y ahora fue reelegido nuevamente intendente de Roque Pérez.

Roque Pérez es una localidad de Buenos Aires que tiene la particularidad de que vio nacer a Juan Domingo Perón. Pero ahora se le sumó otra y es que allí vive Juan Carlos Gasparini, alias “Chinchu”, quien a pesar de cargar con una triste historia de vida, se convirtió por tercer período consecutivo en el intendente de esa localidad.

Vivió en la calle, sabe lo que es el hambre, padeció los latigazos de su abuelo, apenas terminó primer grado, “hombreó” bolsas, “cuereó” nutrias y vendió turrones en el cementerio. También levantó Quiniela. Más de una vez, fue preso por pelearse con la policía.

"Cada uno es lo que es y gracias a Dios he podido soportar el poder y ser el mismo "Chinchu" de siempre, que transitaba la calle, que viene de abajo y que no se la creyó nunca", fueron las primeras expresiones del intendente de Roque Pérez.

Chinchu, El intendente menos pensado

"Es muy difícil que un negro como yo, de abajo, venga sin estudios, sin nada a ocupar el lugar que muchos lo quieren ocupar, pero la sociedasd me fue entendiendo y pude transformar la sociedad en educación, cultura, deportes, salud, seguridad, obras, un montón de cosas que se hicieron en mi pueblo y que le ha cambiado la vida a la gente", dijo respecto a aquellos que creían que no podía alcanzar la intendencia.

Peronista hasta la médula, le debe su apodo al carnicero que de chico lo veía llegar con su bolsita a buscar, con la vaca recién carneada, las vísceras que entonces se regalaban. Es cuestionado por dar trabajo a personas que estuvieron en sus mismas condiciones.

"Yo pasé momentos de discriminación y sé lo que es la discriminación cuando la gente no te da oportunidades, sería un malparido desde el lugar en el que estoy sino les doy una oportunidad a todos. Todos ser humano se merece una oportunidad". afirmó

En la elección general del 27 de octubre, el “Chinchu” Gasparini le ganó por 11 votos a su rival de Juntos por el Cambio, Juan María Cravero. Un ajustado margen que en el entorno del vencedor atribuyen a una campaña sucia que incluyó instalar la idea de que “Chinchu” se iba a morir porque estuvo mal de salud y a la polarización de la elección, que esta vez no tuvo una tercera opción para los roqueperenses. Lo cierto es que “Chinchu”, que alquila y dice que se divorció más de una vez por priorizar los problemas de la gente de su pueblo antes que los de su casa, volvió a ganar. “Más de una vez me pasó de pagarle la luz a un vecino y llegar a la mía y tenerla cortada”, dijo.

image.png

Chinchu tiene 71 años, sigue muy activo, pero le detectaron una enfermedad vinculada al funcionamiento de sus defensas cuyo diagnóstico los médicos aún no acertaron y lo tuvo internado seis meses antes de la campaña. Dice que está vivo de milagro y que ya habló con sus siete hijos: piensa dedicarse a la política hasta el último día de su vida. Lo quiere mucho al gobernador electo de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y tiene grandes esperanzas depositadas en el presidente electo, Alberto Fernández, a quien aún no conoce.

Roque Pérez es una ciudad de 15 mil habitantes y su principal medio de ingreso es una avícola que tiene más de 200 empleados, un frigorífico de chanchos que se está abriendo, 600 galpones de pollo y la construcción, que disminuyó bastante.

Dejá tu comentario