LOCALES | Juan Pablo Lichtmajer |

El Programa de Aprendizaje Social contuvo a más de 900 escuelas

En el Salón Auditorio del Centro de Innovación del Ministerio de Educación, se llevó adelante el cierre del ciclo de dicho programa.

El encuentro estuvo presidido por el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer; el director de Asistencia Técnica Pedagógica, José Luis González; funcionarios del Ministerio de Educación, directores de nivel y coordinadores de todas las modalidades.

Desde su creación, el PAS acompañó a más de 900 escuelas y más de 5 mil familias en un trabajo de construcción cotidiano que incluyó distintas iniciativas y actividades destinadas a fortalecer las formas de relación cotidianas donde primen el respeto y la resolución no violenta de conflictos. Además, más de 20 mil docentes fueron capacitados a través del programa de formación docente, universal y gratuita, FORMAR.

“El Programa de Aprendizaje Social busca que los chicos y las chicas en la escuela no solamente aprendan contenidos como la matemática, la lengua y las ciencias naturales, sino que la escuela enseñe valores de la solidaridad, la tolerancia, el respeto a la diversidad y todas las formas de identidad; y que sobretodo fomente la convivencia pacífica. En estos 3 años, hemos podido llegar e intervenir en situaciones que eran de conflicto para resolverlas de manera pacífica en 900 escuelas de Tucumán llegando a estar a la par de más de 5 mil familias, porque esto es la familia, la docencia y los alumnos unidos. La violencia y el conflicto se combate con paz”, señaló Lichtmajer.

“Hoy fue el cierre del Programa de Aprendizaje Social creado hace dos años por el Ministro. La idea es que fuera un punto de encuentro entre familias, estudiantes y docentes que fueran parte del programa, que ellos cuenten como vivieron la experiencia. Fue un encuentro super rico, hubo docentes que contaron sus experiencias sobre convivencia escolar y convivencia digital. El balance es muy positivo”, comunicó Verónica Torres del equipo técnico de la DATP.

María Elena González, docente del colegio Juan B. Justo, dijo: “Hicimos un taller de convivencia donde los niños hicieron títeres de superhéroes. Lo más importante es a través del arte que los niños puedan expresarse, decir lo que sienten. Estaba muy interesante el tema de aprender de lo social porque todo lo que somos se aprende. Relacionándose, con vínculos también se aprende”.

Jazmín, estudiante del colegio Juan B. Justo, finalizó: “Siempre tenemos que aceptarnos tal cual somos, hicimos un taller donde hicimos títeres. Me gustó una charla que hubo entre todos sobre la burla y la buena convivencia”.

FUENTE: Secretaría de Comunicación Pública de Tucumán

Dejá tu comentario