LOCALES |

Por la crisis: panaderos argentinos piden decretar la emergencia para el sector

Empresarios de la Industria del Pan y Afines fundamentan el pedido en el cierre de panaderías en todo el país, la dolarización de insumos y la falta de respuesta a una solicitud de audiencia con Macri cursada el 21 de diciembre. "Estamos al borde del colapso".

La Federación de Empresarios de la Industria del Pan y Afines pidieron decretar la emergencia nacional para las panaderías argentinas por la crísis que obligó a cerrar locales en todo el territorio. El aumento de los servicios de luz, gar y agua es uno de los factores de mayor impacto económico para el sector. Por esto, desde su cuenta de facebook, llamaron a una conferencia de prensa a nivel nacional para el 14 de enero.

Pablo Albertus, presidente de la Cámara Tucumana de la Industria del Pan y Afines, dijo que la situación es más complicada en el norte porque los costos son mayores. "Los servicios se volvieron impagables con un aumento que supera el 3000% en los últimos años, sumando el costo de la harina que, en el último año, ha rendido más que el dólar", manifestó el empresario.

Albertus aseguró que el rendimiento del negocio bajó más de un 40% y que esperan la respuesta de un pedido de audiencia al presidente Macri.

En Tucumán cerraron panaderías pero no pertencen a la cámara o no están habilitadas legalmente, según afirma Albertus pero reconoce que tuvieron que rehacer costos con una venta en baja consecutiva. 

"Los panaderos de Tucumán estamos en una situación muy difícil con una presión tributaria que no sa respiro", manifiesta el panadero.

Al ser consultado sobre posibles nuevos aumentos, dijo que el último incremento se aplicó en octubre en coincidencia con paritarias y que, desde entonces cuesta entre  $65 y $70 el kilo mientras en Salta se paga $88 por kilo que es el precio que puede dar un margen de rentabilidad aceptable. Albertus no descarta ese reajuste entre febrero o marzo, un 5% o 7%. "Lo que pasa es que cuando aumentamos no vendemos por la gran cantidad de competencia desleal sumado al porcentaje que se va en impuestos que es el 38% de la facturación".

 

Dejá tu comentario