GOB NOV 1140x100 CMC.gif
NACIONALES |

La Argentina negocia para comprar dos nuevas vacunas

Por un lado, la Soberana, de Cuba. Por el otro, la Covaxin de India. El Gobierno estima que con estas vacunas se podrá enfrentar segunda ola del virus.

La Argentina inició formalmente negociaciones por dos nuevas vacunas. Por un lado, la Soberana, que Cuba tendría disponible en mayo, lo que constituye una asombrosa hazaña científica. Y por otro, en la India, con un laboratorio que se llama Barath, por una vacuna llamada Covaxin, que los científicos argentinos, a los que se les dio la tarea de analizarla, consideraron magnífica. Finalmente, hay una tercera negociación, aún más asombrosa, con un príncipe de Emiratos Arabes, país que compró, a través de un fondo de inversión, millones de dosis de la vacuna china de Sinopharm.

Está la posibilidad de comprarles más vacunas y, además, ayudarían a que se acelere la llegada de los dos millones de dosis ya comprometidas por China y cuyo envío se complicó. Si a esto se agrega la perspectiva del envío de las de Oxford/AstraZeneca, cuyo elemento activo se produjo en la Argentina -aseguran que llegan 900.000 dosis en abril-, el país tiene buenas posibilidades de un flujo muy intenso como para responder a la segunda ola del virus.

Ninguna de las negociaciones está cerrada, pero todas están con grandes chances de concretarse. En algunos de los diálogos interviene directamente el presidente Alberto Fernández. Este martes, Cuba entregó formalmente toda la documentación sobre Soberana, la vacuna que produce la isla y que se podría recibir en mayo. Los estudios de fase 3 están en pleno desarrollo y participan 90.000 voluntarios, por lo que las autoridades sanitarias argentinas tendrán acceso a los resultados de inmediato. Es muy posible que se avance con esta negociación y haya dosis disponibles en unas seis o siete semanas.

A más corto plazo se inició un diálogo con las autoridades indias por Covaxin. La vacuna no fue autorizada por Brasil tras un encontronazo por la inspección de la planta de Barath, pero los primeros análisis hechos en Argentina dieron resultados satisfactorios. Las tratativas están en marcha. Covaxin se aplica en Irán, Myanmar y Mozambique, también con buen impacto.

La otra negociación en marcha es con un fondo de inversión de Emiratos Árabes Unidos (EAU), aunque el diálogo es de país a país, o sea con las autoridades de los EAU. Emiratos compró millones de vacunas Sinopharm y tendría una partida adicional disponible. En realidad, China tiene pendiente el envío de otras dos millones de dosis --además de la que se recibe mañana--, pero todo se complicó porque empieza a haber restricciones en el gigante asiático. Como está sucediendo alrededor del mundo, los países están prohibiendo la salida de vacunas con el argumento de que necesitan aplicarlas a su población. La EAU no sólo proveería vacunas -si la negociación prospera- sino que ayudaría a que lleguen los dos millones de dosis ya firmadas.

Finalmente, el laboratorio AstraZeneca le entregó al Ministerio de Salud un informe de cómo va a entregar las 22.400.000 dosis entre abril y octubre.

Ratificaron que en el mes que se inicia llegan las primeras 900.000 que vienen de Estados Unidos y luego 3.500.000 en mayo desde México y lo mismo en junio. La vacuna es la más barata del mercado porque quien la desarrolló, la Universidad de Oxford, exigió al laboratorio que la venda al costo --tres dólares-- mientras dure la pandemia. Después, si hay que aplicarla otra vez un año más tarde (lo que no se sabe todavía) el laboratorio puede fijar otro precio.

FUENTE: Raúl Kollmann - Página 12

Dejá tu comentario