ECONOMIA |

La balanza comercial energética registró un superávit

El superávit de u$s175 millones en el primer trimestre del año permitió revertir el déficit de u$s116 millones del mismo período de 2018.

La balanza comercial energética registró en el primer trimestre del año un superávit de u$s175 millones, que permitió revertir el déficit de u$s116 millones del mismo período de 2018, debido a una caída importante en las importaciones del periodo y a un leve aumento de las exportaciones. 

Así lo reflejó un informe del Instituto Argentino de la Energía (IAE), en el que se destacó que en marzo hubo un superávit comercial de u$s33 millones, frente a un rojo de u$s74 millones en el mismo periodo del año pasado, a la par que se consolida el crecimiento en la producción de hidrocarburos.

De acuerdo con el reporte, los índices de valor, precio y cantidad indican que en marzo se exportó un 4,3% más de combustible y energía en términos de cantidades respecto de marzo de 2018, mientras que los precios de exportación aumentaron 2,2%.

En el acumulado del primer trimestre se exportó 0,2% más en valor, incrementándose 3,4% las cantidades exportadas, a la vez que el precio de los bienes energéticos exportables se redujo 3,2%.

Por otra parte, las importaciones de combustibles y lubricantes tuvieron una disminución en las cantidades del 23,7% en marzo respecto de igual mes de 2018, mientras que en precios se observa un aumento del 5,7%.

Así, en el acumulado al primer trimestre las importaciones se redujeron 22,9% en valor, debido a una caída de 27,2% en las cantidades a pesar del aumento en 5,9% en los precios.

En cantidades, las exportaciones de los principales combustibles para el acumulado del año móvil a marzo mostraron mayores ventas al exterior de Butano (21,2%), petróleo del tipo Escalante (25,2%), Gasolina natural (10,4%) y de propano (22,6%).

Por el lado de las importaciones de combustibles, se registró un aumento en las compras de naftas al exterior en los últimos 12 meses acumulados a marzo del 0,7%, mientras que se importó un 0,9% más de gasoil.

Las importaciones de gas natural de Bolivia disminuyeron 48,7% interanual y 22,3% en el acumulado del último año móvil a marzo, mientras que las de GNL se redujeron 21,7% en el último año móvil. 

En conjunto, la importación total de Gas (Natural y GNL) disminuyó 22,1% en los últimos 12 meses, acumulados a marzo de 2019

En otro capítulo del informe, el IAE planteó que los subsidios energéticos devengados aumentaron 398% en el acumulado a febrero de 2019, respecto de igual periodo del año. Esto implica mayores subsidios por la suma de $9.143 millones en el primer bimestre de 2019, de las cuales las ejecuciones presupuestarias más importantes fueron para Cammesa ($ 4.000 millones), Ieasa con $2.646 millones, y el Plan Gas (Resolución N° 46 MINEM) con $ 2.172 millones.

El IAE anticipó ayer que la producción de petróleo en todas las cuencas del país creció 3,1% mientras que la de gas aumentó 2,9%, en ambos casos impulsados por el desempeño positivo de los no convencionales.

En su reporte, la entidad reseñó que en el tercer mes del año la producción de crudo aumentó 3,1% interanual y 3,3% en el acumulado de los 12 meses, con la salvedad de que en el mismo mes de 2018 "la producción petrolera mensual fue muy baja".

La producción de petróleo convencional representó 86% de la producción total y se redujo 2,1% en los últimos 12 meses, mientras que la producción no convencional, liderada por el shale oil, se incrementó 52,1%.

En cuanto a la producción de gas, aumentó 2,9% interanual y 5,6% en el acumulado de los últimos 12 meses. La producción de gas convencional representó 63% del total y se redujo 6,9% en los últimos 12 meses, mientras que la producción no convencional, liderada aún por el Tight Gas, se incrementó 37,6%, representando el 36,6% del total.

Dejá tu comentario