NACIONALES |

La defensa de Milani citó a declarar a Graciela Fernández Meijide

Gustavo Feldman, el abogado defensor del ex jefe del Ejército, afirmó que la referente de los derechos humanos tendría que presentarse el 1 de marzo.

Gustavo Feldman, el abogado defensor del ex jefe del Ejército César Milani, detenido por la imposición de torturas, allanamiento ilegal y privación ilegítima de la libertad de tres riojanos, ocurridos en 1977, dijo que citaron a la referente de los derechos humanos Graciela Fernández Meijide, para que explique "cómo fueron valorados los testimonios de los testigos (víctima y no víctima), y cómo se valoró en la sentencia para arribar a la culpabilidad o no culpabilidad de tal o cual imputado en la cuestión específica de la identidad del perpetrador" de los crímenes señalados en el caso por el que el ex militar se encuentra privado de la libertad.

En TN Central, Feldman afirmó que conversó con la fiscal federal de la Rioja, Virginia Miguel Carmona, y que lo "anotició formalmente de que están puestas la recepción de las testimoniales, y que ya han cursado las citaciones".

El cronograma estaría fijado para comenzar el 1 de marzo con la presencia de Fernández Meijide, ex miembro de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep). Para el 2 y 3 del mismo mes estarían citados dos camaristas que juzgaron a las Juntas Militares: León Carlos Arslanián y Ricardo Gil Lavedra, respectivamente.

Milani quedó detenido el pasado viernes en La Rioja luego de que el juez de Instrucción Federal, Daniel Herrera Piedrabuena, le tomara declaración indagatoria en la causa que investiga el secuestro de Pedro Adán y Ramón Alfredo Olivera, en 1977 y la detención ilegal de Verónica Matta en 1976 durante la última dictadura.

Durante el programa, Feldman confirmó que aún no obtuvo respuesta sobre la apelación, por lo cual la prisión preventiva de Milani seguiría en pie. Además, dijo que "el testigo incriminatorio incurre en una confusión". Según el abogado, hay una sola persona que llevó a cabo los dos hechos: el allanamiento ilegal a la casa de Pedro Olivera y el traslado de su hijo, Ramón, al juzgado, y que este no sería Milani ya que el testigo declaró que el oficial involucrado tenía en su momento 31 años aproximadamente, y Milani tenía en esa fecha 21 años.

Según el letrado, el haber reconocido al oficial por su nombre no basta y su "confusión" se evidenciaría por el "rango etario y descripción física" que hizo el denunciante, Ramón Olivera, del sospechoso.

G.I

Dejá tu comentario