NACIONALES |

La Iglesia vinculó la pobreza con la corrupción

El arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, presentó el documento "Bicentenario de la Independencia", que fue entregado ayer a Macri; piden crear "clima de diálogo social". El documento completo


El Arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli , afirmó que "la pobreza no duele, lo que duele son los pobres", en un llamado de la Iglesia a evitar caer en reduccionismos y discusiones conceptuales.

Al presentar el documento "Bicentenario de la Independencia. Tiempo para el encuentro fraterno de los argentinos", entregado ayer en mano al presidente Mauricio Macri , el cardenal primado vinculó el tema de la pobreza con el de la corrupción. "Al problema de los pobres se le opone la corrupción. Nos extendimos bastante sobre el tema. Alguno se pudo quedar con el vuelto y eso significa pobres que sufren. Si muchos tienen poco es porque pocos tienen mucho", dijo al citar una expresión de Juan Pablo II.

Poli acompañó al presidente del Episcopado, monseñor José María Arancedo, en la presentación del documento, en el que los obispos llaman a "pensar el país que anhelamos" y avanzar en una "cultura del encuentro, que exige crear un clima de diálogo social". También estuvo presene el obispo de Chascomús y secretario general del Episcopado, monseñor Carlos Malfa.

"No se puede negar la pobreza, a veces cuesta aceptar un país con pobres", dijo Arancedo, al defender las mediciones de la deuda social que realiza la Universidad Católica Argentina. Frente a ello, dijo que "el Estado tiene la responsabilidad mayor pero es un tema que exige la solidaridad de todos".

Poli enfatizó, en tanto, la importancia de abrir espacios de encuentro y diálogo en la vida política y social y advirtió que "el diálogo es una deuda tan importante como la deuda externa".

El documento completo

Dejá tu comentario