LOCALES |

La Legislatura reconoció al profesor tucumano que personificó a San Martín

La iniciativa del docente Ricardo Oliveira en los actos conmemorativos al prócer el 17 de agosto fue distinguida por el innovador homenaje: a caballo y con arenga incluida.

El 17 de agosto en el marco de los actos en conmemoración del paso a la inmortalidad de José de San Martín, el docente tucumano Ricardo Oliveira realizó un homenaje que se viralizó a nivel nacional. Este jueves, la Legislatura le otorgó un reconocimiento al profesor y a la institución por la labor realizada. 

En un acto original, Oliveira apareció ante de los alumnos de la Escuela Agrotécnica Mariano Ramos de La Ramada, en el departamento de Burruyacú, montado a caballo y ataviado como San Martín. En el video que circuló en las redes, se pueden escuchar las risas de los chicos al ver aparecer al docente. Sin embargo, al escuchar "¡Soldados!", comienza un silencio atento por parte del público. Entonces, de memoria, sl profesor comparte la arenga que el prócer hizo ante sus soldados en la previa de la Batalla de Chacabuco. 

La iniciativa del docente y de la institución educativa fue reconocida por la Legislatura tucumana en la sesión que se realizó el jueves. El Proyecto para la distinción tuvo dictamen de la Comisión de Educación y Cultura, presidida por la Legisladora Silvia Rojkés. "Se trató de una propuesta muy innovadora en la que participó toda la institución", destacó la parlamentaria.

Por su parte, el profesor y la directora de la Institución, Miriam Toranzo, se mostraron agradecidos y extendieron el reconocimiento a quienes participaron de la propuesta. En ese sentido, Toranzo señaló que con el equipo de la escuela se le da prioridad a "reforzar los valores de los alumnos”. En el mismo sentido, Olivera remarcó que "varios compañeros trabajaron en la iniciativa” y que el reconocimiento de las autoridades los impulsa a redoblar esfuerzos.

La arenga

“Todos y cada uno de ustedes conocen el esfuerzo y las dificultades por las que hemos pasado. Llegar hasta aquí es bastante, pero nunca es suficiente. El enemigo espera, y espera bien armado, señores. Son la esperanza de la América, cada uno de ustedes lleva consigo lo más importante, ¡la libertad! Trescientos años de masacre y de barbarie tiñen nuestra tierra de sangre, pero hemos venido a decir ¡basta!, ¡se acabó!

Soldados, se me llena el corazón al ver a tantos guerreros dispuestos, nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos recordarán este momento con orgullo, porque les dejaremos una tierra digna de ser vivida. Donde puedan sembrar, crecer y prosperar,  donde cada hombre pueda decidir su destino sin importar su color, su linaje, su procedencia. Porque todos somos iguales ante los ojos de Dios y todos somos iguales ante la muerte, porque cualquier hijo de mujer merece ser libre de una vez y para siempre. ¡Seamos libres, que lo demás no importa nada! ¡Viva la Patria!"

Fuente: El Tucumano.

Dejá tu comentario