GOB NOV 1140x100 CMC.gif
POLICIALES |

La policía tuvo que cerrar un bar en funcionamiento

Los efectivos tuvieron que accionar acorde a las nuevas medidas para contener el coronavirus e hicieron cumplir la resolución en Ejército del Norte al 500.

Las reacciones de dueños de locales gastronómicos en contra de las restricciones adoptadas a nivel nacional y acatadas en Tucumán por el gobierno de Juan Manzur siguen apareciendo a tres días de haberse dictado. Un bar en Ejército del Norte al 500, en la capital provincial, tuvo que ser notificado por la policía.

Los efectivos policiales arribaron en la tarde de este lunes 24 de mayo a las instalaciones del bar denominado "El Gordo y el Flaco Pizza Café", que se encontraba en funcionamiento y en condiciones de recibir comensales. La policía intervino, sus integrantes le explicaron al dueño las características del decreto de necesidad y urgencia nacional y la resolucón 76 del Comité Operativo de Emergencia para dar con el cometido.

El implicado cerró las puertas del local comercial y finalmente adhirió a las restricciones. Ocurre en un marco de desobediencia de comerciantes que pide la apertura de sus locales. El hecho fue informado por Elio Cuozzo, director de la Secretaría de Estado de Participación Ciudadana de Tucumán.

Dejá tu comentario