ECONOMIA |

La probabilidad de default de las empresas privadas alcanzó su máximo nivel

Es por las tasas altas que viene sosteniendo el BCRA y la fuerte caída del consumo que generó la recesión. Es el nivel más alto de los últimos 15 años.

La probabilidad de default estimada de las empresas alcanzó el 1,5% en el primer trimestre de 2019, luego de duplicarse entre el tercer y cuarto trimestre de 2018 (pasó de 0,5% a 1,1%), según señala un análisis elaborado por First Capital Group en base al último informe de Estabilidad Financiera publicado por el BCRA. Se trata del máximo nivel que toca este indicador desde el año 2004, que llegó al 0,6% durante la crisis económica mundial de 2008.

La probabilidad de default representa la proporción de créditos que estando inicialmente en situación crediticia 1 y 2 (regulares) caen en situación 3, 4, 5 y 6 (irregulares) al final del trimestre.

"Cuando el Banco Central cambia el tipo de política monetaria en septiembre del año pasado, la tasa subió muchísimo y se congeló la economía, por lo que las empresas se quedaron sin la posibilidad de obtener liquidez vendiendo y encima no se pueden financiar, porque con tasas del 70% qué tan rentable tiene que ser un negocio para pagar eso y obtener una ganancia", afirmó Augusto Quiñones, analista de First Capital Group.

"Se dio una combinación entre caída del consumo y tasas altas que achica los canales de financiamiento de las empresas y eso es lo que deriva en la situación actual", agregó.

El consumo masivo cayó un 6% en mayo en relación al mismo mes del año pasado y acumuló una contracción del 8% en los primeros cinco meses del año, según la medición elaborada por la consultora Kantar, difundida el miércoles. En tanto, la tasa de los adelantos en cuenta corriente, una de las principales líneas de financiamiento de corto plazo utilizadas por las compañías se ubica cerca del 68%.

En el caso de las familias, el informe de First Capital, indica que la probabilidad de default ya venía aumentando desde 2016, producto de la flexibilización del acceso al crédito. "Si bien en rasgos generales el nivel de endeudamiento de las familias es bajo comparando con el resto de la región, la deuda como porcentaje de los ingresos aumentó de 2,4% a 3,2% desde principios de 2016 a la fecha. Al unísono, se observó un progresivo aumento en la Probabilidad de Default Estimada de las familias que se posiciona en el 1,6% (a niveles de 2008)", señaló Quiñones.

Los datos del Banco Central muestran que en marzo de 2018 la situación financiera del 98,5% de las empresas se encontraba en situación 1 (regular) y 1,5% en situación de 2 a 6 (irregular o morosa). "Para marzo de 2019, producto del estrechamiento en los canales de financiamiento a las empresas y el enfriamiento de la economía, el porcentaje en situación irregular mostró un crecimiento de hasta el 5%. En el sector de las compañías, el dato de mayor relevancia es que los deudores en situación de 3 a 6 (con incumplimientos de mayores plazos) aumentaron de 1% a 3,8% en el último año", destaca el análisis de First Capital.

En el cuanto a las familias, en marzo de 2018 el porcentaje del total de deudores en irregularidad alcanzaba el 5%, mientras que la última medición reveló que un año después el indicador había aumentado a 8 por ciento. A las tasas altas y la recesión se le suman en este caso el aceleramiento de la inflación con la devaluación, que hace que se ralentice el consumo, y la caída del empleo.

Mirando hacia adelante, Quiñones pronostica que los próximos meses van a ser "difíciles", hasta que se reactive la economía. "Ayudó mucho la calma del dólar, creo que a medida que el salario real vaya aumentando y el tipo de cambio manteniéndose constante, se va a ir recuperando el poder adquisitivo de los consumidores y eso va a ir llegando a las empresas en forma de consumo. Pero también este proceso tiene que estar acompañado por una baja de la tasa de interés que les permita a las empresas financiar sus gastos operativos", indicó el analista.

Y agregó: "Hubo una pequeña baja este último mes pero habrá que ver el resultado de las PASO, que el Gobierno va a utilizar como termómetro para definir el rumbo".

Ayer la tasa de referencia del BCRA cerró ayer en el 62,60%, a un paso del piso de 62,50% que estableció la autoridad monetaria para el mes de junio.

Dejá tu comentario