La reforma laboral en Brasil provocó más desempleo y la reducción de los derechos laborales

Antonio Lisboa, titular de la Central Única de Trabajadores (CUT), dijo que la reforma laboral aplicada durante el gobierno de Temer y profundizada por Bolsonaro ha sido un compromiso con los sistema financieros, pero no con los trabajadores.


La reforma laboral que pretende implementar el gobierno nacional parece tener características similares a la que se aplicó en Brasil durante el gobierno de Michel Temer y que se profundizó con las políticas de Jair Bolsonaro.

En diálogo con LV12, Antonio Lisboa, titular de la Central Única de Trabajadores (CUT), habló de las consecuencias que trajo la reforma para el sector de los trabajadores, quienes se vieron perjudicados por la medida.  

Señaló que con la reforma laboral implementada en ese país casi un millón de trabajadores perdieron sus empleos, y los trabajadores tienen cada vez menos derechos.  

"La reforma laboral que ha sido implementada por el gobierno de Temer tenía tres objetivos principales: generar empleo,  ayudar a combatir la informalidad, y fortalecer las negociaciones colectivas. Sin embargo, hoy tenemos un millón de trabajadores desempleados más de lo que teníamos en noviembre de 2017, y en total tenemos 13 millones de trabajadores sin empleo. Las negociaciones colectivas han sido rebajadas en porcentuales hasta un 45 por ciento, entonces nada de lo que se ha sido informado a la población y a los trabajadores ha ocurrido en Brasil. Tenemos una situación muy complicada porque esta reforma laboral ha sido un compromiso con los sistemas financieros, pero no con la población", afirmó el dirigente. 

En este sentido, agregó que "tenemos por lo tanto una reforma laboral que no ha generado empleo, al contrario ha generado más desempleo; no ha fortalecido la negociación colectiva, al contrario ha bajado la cantidad de negociaciones colectivas y la calidad de la negociación colectiva y además ha disminuido los derechos de los trabajadores en todo el país", subrayó. 

Para Lisboa, la reforma laboral fue útil únicamente "al sistema financiero internacional, no a la población porque la situación es un desastre".

Dejá tu comentario