POLICIALES |

La situación procesal de uno de los policías detenidos se complicó

Allanaron la oficina donde prestaba servicio y encontraron colillas de cigarrillos de marihuana, un arma de fuego con la numeración limada y documentación

La situación procesal de José Paéz, uno de los policías detenidos, que integraba la banda dedica a robar en rutas y cometer escruches en viviendas, se complicó. En el allanamiento a la oficina de la comisaría donde prestaba servicio, los investigadores encontraron resto de droga un arma irregular y elementos que servirían para probar las anomalías.

Personal del Equipo Científico de Investigación Fiscal (ECIF) se presentó ayer en la seccional 12ª, donde el oficial de la fuerza prestaba servicios. No pudieron realizar las medidas antes, porque la oficina estaba cerrada. Con una orden del juez, ingresaron a la puerta.

Para sorpresa de los investigadores en el lugar había colillas de cigarrillos de marihuana. En el armario, que también estaba trancado, hallaron una pistola con sus números limados, causas que no habían sido elevadas a la Justicia y copias de documentos que se utilizan para la entrega de vehículos. También descubrieron que tenía unos 15 mil pesos escondidos. Ahora quedará en manos de los investigadores si esa documentación esta vinculada a la operatoria de la banda.

Integrantes

Ayer se presentó en la Fiscalía el otro policía vinculado: Domingo Pérez. Se encontraba prófugo. Era el único de los policías en actividad vinculados en esta causa que no había podido ser ubicado en su domicilio y en la comisaría de Santa Cruz, donde se desempeñaba como jefe.

También están detenidos: Martín Porven (cumplía funciones en el Instituto Roca); Cristian Villarreal; Mario Alberto Vera; y César Juárez (exonerado).

El otro efectivo detenido es David Castillo, pero pertenece a la Policía Federal. Fue imputado por acopio de armas y no por formar parte de la organización. Negó los cargos en su contra y recalcó que sólo realizaba reparaciones a las armas que le dejaba Juárez, según confirmaron fuentes judiciales.

El comisario Miguel Suárez, jefe de zona en la Unidad Regional Capital, todavía no fue citado a declarar en la Justicia. Los investigadores secuestraron de su domicilio celulares que serán analizados para determinar si es imputado.

"Hay policías, ex militares y personal de seguridad involucrados"

Dejá tu comentario