SALUD |

¡Larga vida para los optimistas!

Hay que dejar de mirar el vaso medio vacío. Un equipo de investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston (EE. UU.) descubrió que las personas optimistas tienen más probabilidades de vivir más tiempo y lograr una "longevidad excepcional", es decir, vivir hasta los 85 años o más.

El nuevo estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, se basó en 69.744 mujeres del Estudio de Salud de Enfermeras y 1.429 hombres del Estudio de Envejecimiento Normativo de Asuntos de Veteranos. Las mujeres tenían entre 58 y 86 años cuando completaron una evaluación de optimismo en 2004 y su estado de mortalidad se rastreó hasta 2014.

El rango de edad de los hombres era de 41 a 90 años cuando completaron una evaluación de optimismo en 1986, y el seguimiento de su estado de mortalidad duró hasta 2016.

Cuando los investigadores compararon a los participantes en sus niveles iniciales de optimismo, descubrieron que, en promedio, los hombres y mujeres más optimistas tenían una vida útil de un 11 a un 15% más larga. También tenían una probabilidad del 50 al 70% mayor de alcanzar la edad de 85 años, en comparación con los grupos menos optimistas.

 “Si bien la investigación ha identificado muchos factores de riesgo de enfermedades y muerte prematura, sabemos relativamente poco acerca de los factores psicosociales positivos que pueden promover un envejecimiento saludable. Este estudio tiene una gran relevancia para la salud pública porque sugiere que el optimismo es uno de esos activos psicosociales que tiene el potencial de extender la vida humana”, comenta Lewina Lee, profesora asistente de psiquiatría en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston y líder del trabajo. "Curiosamente, el optimismo puede modificarse utilizando técnicas o terapias relativamente simples".

La investigación sugirió también que las personas más optimistas también podrían llevar un estilo de vida más saludable, por lo tanto, el análisis tuvo en cuenta factores como los niveles de ejercicio, la dieta, el  tabaquismo y la cantidad de alcohol que bebieron los voluntarios.

Los efectos resultantes fueron más pequeños, aunque aún pronunciados, con el grupo más optimista de mujeres con una vida útil un 9% más larga que el menos optimista. El quinto más optimista de los hombres tenía una vida útil 10% más larga que el mínimo.

Estas cifras se mantuvieron casi sin cambios para las mujeres cuando se consideró la vida social, aunque para los hombres ya no existía un vínculo claro con el optimismo, posiblemente debido al menor tamaño del grupo masculino.

La mayoría de los participantes en el estudio eran blancos, y pocos tenían un nivel socioeconómico bajo, lo que significa que se necesita más investigación para ver si los hallazgos se mantienen en otros grupos. Además, los ingresos solo se consideraron entre los hombres, y para hombres y mujeres, el optimismo solo se consideró en un momento determinado.

Fuente: Muy Interesante

Dejá tu comentario