Las niñas son acosadas en las calles de Salta desde los 7 años

El dato surge de una encuesta realizada sobre acoso sexual callejero realizada por la agrupación Mujeres de la Matria Latinoamericana, MuMaLá. En otros años la edad mínima era de 8.

“A mí me sorprendió, hablando en un contexto familiar, que todas mis familiares, primas, esposa, hijas, sufrieron una situación de acoso callejero en la vía pública”, expresó el diputado Pablo Kosiner, en la presentación de la tercera encuesta que realiza  la agrupación Mujeres de la Matria Latinoamericana, MuMaLá.

MALVINA GARECA, DE MUMALÁ. IMAGEN LA GACETA

El acoso callejero es violencia contra la mujer y fue incluido de esta forma en la Ley de Protección Integral a las Mujeres Ley 26.485, en abril de este año. En ella se describe de qué se trata el acoso callejero o “violencia contra las mujeres en el espacio público”, antes denominado “piropo”: es la violencia “ejercida contra las mujeres por una o más personas, en lugares públicos o de acceso público, como medios de transporte o centros comerciales, a través de conductas o expresiones verbales o no verbales, con connotación sexual, que afecten o dañen su dignidad, integridad, libertad, libre circulación o permanencia, o generen un ambiente hostil u ofensivo”.

Si bien fue incluido en una ley nacional desde las agrupaciones que defienden los derechos de las mujeres, buscan que se llegue a una sanción. En el Congreso Nacional y en la Cámara de Diputados de Salta descansan dos proyectos que buscan sancionar el acoso callejero. Por eso el diputado Kosiner fue invitado a la presentación y aseguró que es “factible” realizarlo.

“Estas normativas permiten resguardarnos y en algunas situaciones es necesario contar con esa herramienta porque muchas mujeres que circulan por los mismos lugares y reciben las mismas agresiones sexuales”, dijo Malvina Gareca, referente de la agrupación Mumalá y también aseguró que la Ley ESI es necesaria al respecto: “Uno de los ejes que se trabajan en la Ley de Educación Sexual Integral tiene que ver con el cuidado del cuerpo, nuestros derechos. En eso los adolescentes nos dan pistas de lo que no quieren tolerar más, hay que corregir muchas conductas en los jóvenes”.

La encuesta, realizada por tercera vez en Salta, brindó datos alarmantes. Uno de ellos es que la mayoría de las consultadas mencionaron que sufrieron situaciones de acoso callejero desde los 7 años. Antes, esa cifra era de 8 años. “Ahora parece que las mujeres se animaron a contar más este tipo de situaciones y ese dato es alarmante porque significa que a estas niñas que caminan por la calle las cosifican y las observan de manera sexual”, dijo Gareca al respecto y subrayó: “desde muy corta edad, el cuerpo de las niñas se sexualiza, se cosifica como un objeto y se las pone en un lugar de vulnerabilidad y se violenta a las mujeres sistemáticamente, es muy terrible que las mujeres y las niñas no puedan circular de manera tranquilas por la calle”.

Fuente: La Gaceta Salta

Dejá tu comentario