TECNO |

Las tipografías de las marcas más relevantes, claves en su éxito visual

Cómo eligieron estratégicamente las empresas para llegar al 'Waltograph' de Disney, la personalización de Facebook o la combinación de FedEx.

De acuerdo con el último repaso de Creative Bloq, cuáles son las principales fuentes tipográficas de las marcas más famosas del mundo. Algunas particularidades entre sus historias.

Y es que, más allá de lo que generan los colores y diseños en la gente, el tipo de letra forma parte del mensaje que buscan dar desde la marca y así generar el impacto deseado entre sus clientes.

No te pierdas la lista completa a continuación:

Amazon: cuenta con esa tipografía desde el 2000; es una fuente similar a Officina Sans Bold (elaborada por Erik Spiekermann), resulta clave la sonrisa que se forma por debajo de las letras.

eBay: colorida, la letra es dinámica y fue diseñada por Adrian Frutiger en la década de los 60, es utilizada también en la publicidad exterior de la compañía.

Twitter: la fuente representativa se trataba de una versión modificada de Pico Alphabet, creada por la compañía japonesa Maniackers Design. Reemplazó al “pajarito” que hoy solamente acompaña.

Facebook: La última fuente la diseñó Eric Olson, de Process Type Foundry. Desde el nacimiento de la red social, el logo únicamente ha sufrido pequeñas modificaciones en cuanto al kerning.

FedEx: Es una combinación de Futura Bold con Univers 67, representa confiablidad y seriedad; es clave la flecha que se forma entre la “E” y la “x”.

Apple: fuente minimalista llamada San Francisco, está inspirada en Helvetica y DIN y hoy es de las más fáciles de identificar.

Microsoft: El logo actual de Microsoft nació en 2012 y utiliza Segoe, fue diseñada por Steve Matteson de Agfa Monotype. Microsoft utiliza Segoe y Segoe UI para sus diferentes materiales.

Disney: En el 2000, Justin Callaghan lanzó un tipo de letra freeware basado en las letras del logo de Disney llamado Waltograph. Varios dicen que se parece mucho a la letra de su creador, Walt Disney.

Fuente: Creative Bloq.

Dejá tu comentario