NACIONALES |

Lázaro Báez volvió a defenderse y cuestionó el avance de la investigación a cargo de Casanello

El empresario se presentó ante los integrantes de la Sala II; en veinte minutos, evitó hablar de la relación entre el magistrado y Cristina Kirchner, y dijo estar preocupado por su familia

Lázaro Báez se presentó esta mañana los integrantes de la la Sala II de la Cámara Federal. La audiencia duró menos de media, según pudo saber LA NACION. El empresario detenido pidió la cita judicial ante los camaristas Horacio Cattani, Eduardo Farah y Martín Irurzun, que deben decidir si confirman o no su procesamiento por lavado de dinero dictado por el juez Sebastián Casanello.

En la presentación de hoy, en la que no aportó pruebas nuevas ni escritos, el empresario kirchnerista volvió a defenderse, insistió en que "es inocente" y que "no entiende por qué está detenido".

Según pudo conocer este medio, Báez criticó también el curso que adquirió la causa en el último tiempo. En ese sentido, señaló en forma genérica que no creía que el caso estuviera siendo llevado en forma imparcial, pero evitó hablar de la relación entre Casanello y la ex presidenta Cristina Kirchner, y tampoco dijo nada relativo al supuesto vínculo del magistrado con algún funcionario de gobiernos anteriores.

Respecto de su rol de empresario, precisó que había cotizado en obra pública, tal como hicieron otras empresas, algunas muy importantes, y advirtió que no era él quien fijaba los montos.

Entre otros pormenores, manifestó que está preocupado por su familia, aunque no brindó ningún detalle. Los jueces, por su parte, sólo le preguntaron por su salud, y comentó que "lo trataban bien" dentro del penal. Sólo detalló que, a veces, le faltaban algunos insumos, aunque no expresó mayores críticas en torno al tratamiento otorgado en la cárcel.

El dueño de Austral Construcciones busca la revocatoria de su procesamiento y quedar libre.

Qué pasó

Ante el juez Casanello, Báez ya presentó otro escrito. Lo hizo el lunes pasado, para pedirle al magistrado que no circunscriba su investigación sólo a él y su entorno, sino que tenga en cuenta a todos los actores involucrados en los procesos de adjudicación de las obras públicas. Incluyó en ese escrito a las "máximas autoridades del Poder Ejecutivo", a la oposición y a otros empresarios, como Ángelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri.

Ayer, en declaraciones al programa La Cornisa, de Luis Majul, el fiscal del caso, Guillermo Marijuan, señaló que si Báez quisiera pasar a un régimen protegido, debería aportar pruebas.

Lázaro no fue el único Báez en los tribunales hoy; la defensa de su hijo menor, Leandro, presentó un escrito ante la misma sala para intentar separar de la causa al juez Casanello, quien está en Suiza, país al que pidió la extradición de Néstor Marcelo Ramos, ex titular de Helvetic Service Group.

Dejá tu comentario