LOCALES |

Manzur participó de las celebraciones por el Día de la Virgen de la Merced

El gobernador también concurrió al acto central en honor a la patrona de la provincia junto a una multitud de fieles que se congregó para rendirle homenaje.

Este lunes, una multitud celebró el homenaje a Nuestra Señora de La Merced y la conmemoración de los 206 años de la Batalla de Tucumán. El gobernador Juan Manzur junto a otras autoridades políticas, eclesiásticas y público en general, participó del acto central en honor a la patrona de la provincia que se realizó el plaza Belgrano y posteriormente participó de la procesión hacia la Iglesia Catedral donde se celebró la misa.

Durante el trayecto hacia la plaza Independencia, Manzur caminó junto a miles de tucumanos que se congregaron para presenciar la histórica ceremonia. En su paso, el Gobernador envió un mensaje de serenidad: “Es momento de estar todos unidos, de pensar en esta Argentina que genere oportunidades y nos incluya a todos”, expresó.

Acompañaron al primer mandatario, el ministro de seguridad, Claudio Maley; el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin; el intendente de la capital, Germán Alfaro; el secretario ejecutivo médico del Ministerio de Salud, Gustavo Vigliocco; el fiscal de estado Daniel Leiva y el jefe y subjefe de Policía, José Díaz y Francisco Picón. Además estuvieron presentes la esposa del Gobernador, Sandra Mattar y la diputada Beatriz Ávila.

Pasadas las 19, inició la celebración de la Santa Misa, presidida por el Cardenal Luis Villalba. Luego se realizó la imposición del Palio Arzobispal a monseñor Carlos Alberto Sánchez, arzobispo de Tucumán.

“Argentina es hoy en sus límites geográficos gracias a aquella batalla librada en el año 1812 con Manuel Belgrano, con el gobernador Bernabé Araoz, pero fundamentalmente con el pueblo tucumano que se puso bajo la vocación y la protección de la Virgen de la Merced para librar aquella batalla”, afirmó el Gobernador.

Patrona tucumana

El 24 de septiembre de 1812 se llevó a cabo uno de los combates más importantes de la lucha por la independencia Argentina: la Batalla de Tucumán. Alrededor de 800 soldados, al mando del general Belgrano, derrotaron a casi 3.000 soldados realistas.

En la mañana día del combate, Belgrano estuvo orando ante el altar de la Virgen. En el parte que transmitió al gobierno luego de la victoria, Belgrano destacó que se obtuvo el día de Nuestra Señora de las Mercedes, bajo cuya protección se habían puesto las tropas. El parte decía textualmente: “La patria puede gloriarse de la completa victoria que han tenido sus armas el día 24 del corriente, día de Nuestra Señora de las Mercedes bajo cuya protección nos pusimos”.

Tras esa victoria, Nuestra Señora de la Merced, se convirtió en Patrona y Generala del Ejército Argentino. En 1813 La Parroquia de La Victoria, comenzó a funcionar como tal, designada por pedido de Manuel Belgrano y le fue asignada como Sede esta iglesia de Nuestra Señora de La Merced.

Dejá tu comentario