NACIONALES |

Manzur se sumó a “Alternativa Federal” junto a otros gobernadores

“El peronismo se halla en estado de ebullición”, señaló el mandatario tucumano. En la oportunidad, firmaron un documento en que señalan que hay que superar el fracaso de Cambiemos y no volver al pasado.


La foto del 27 de setiembre pasado que compartieron los gobernadores Juan Schiaretti y Juan Manuel Urtubey, con Miguel Ángel Pichetto y Sergio Massa, fue ampliada ayer con la presencia de siete gobernadores peronistas.

El nuevo espacio fue bautizado "Alternativa Federal" y logra una expansión en el territorio con la incorporación de nuevos referentes políticos.

En la Casa de Entre Ríos, en el centro porteño, hizo de anfitrión el gobernador Gustavo Bordet, quien ocupó la cabecera de la mesa.

Al finalizar la cumbre, el gobernador Juan Manzur definió la situación partidaria con una frase. “El peronismo se encuentra en estado de ebullición”. 

En ese sentido, los dirigentes presentes en el encuentro de ayer precisaron en un documento: “somos opositores porque el país tiene derecho a una alternativa al ciclo cumplido del pasado y al fracaso del Gobierno de Macri, que nos impone un camino equivocado, doloroso. La Argentina necesita otro camino, mirando hacia el futuro. Esta es nuestra prioridad. Esto nos convoca y por ello trabajaremos”.

Se definió, también, en el cónclave que cada gobernador podrá hacer en su provincia el acuerdo político y electoral que crea conveniente para garantizar el triunfo local, aunque eso implique pactar con el kirchnerismo en alguna provincia.

La agrupación opositora recalcó que “hay que construir desde la generosidad y el esfuerzo de todos. Los trabajadores, las PyME, los jubilados, los estudiantes, las familias, necesitan otro rumbo y vamos a hacer posible este derecho y esta esperanza”.

En el encuentro de Alternativa Federal, al que se sumaron los gobernadores Gustavo Bordet (Entre Ríos), Domingo Peppo (Chaco), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Sergio Casas (La Rioja), Hugo Passalacqua (Misiones), Mariano Arcioni (Chubut), Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manuel Urtubey (Salta) y Manzur, además del senador Miguel Pichetto y del líder de FR Sergio Massa, se dejó en claro el rol de oposición a la gestión del presidente Mauricio Macri, a menos de un año de las elecciones generales.

Cumbre del PJ Federal, este miércoles en la Casa de Entre Ríos.

Manzur llegó tarde a la cumbre porque venía de una reunión con peronistas cercanos al kirchnerismo, como el titular del PJ nacional, el sanjuanino José Luis Gioja.

El mandatario tucumano visitó al presidente del distrito porteño del PJ, Víctor Santa María, como una devolución de gentilezas, ya que el también secretario General del sindicato Suterh (encargados de edificios), vino a Tucumán para participar del acto por el Día de la Lealtad, realizado en el Hipódromo el pasado 17 de octubre. También, junto con Pichetto, asistieron a una cumbre de dirigentes organizada por la Federación de sindicatos petroleros.

Luego del encuentro, Manzur manifestó que "desde hace varios meses los gobernadores junto a otros importantes dirigentes de nuestra fuerza política, estamos trabajando para construir una alternativa viable que pueda dar soluciones reales a los graves problemas que hoy tiene nuestro país ". 

Según el mandatario tucumano, "en ese espacio no puede haber exclusiones, nadie puede quedar afuera, hoy es tiempo de consensos". 

Manzur -quien además de promover los últimos encuentros de gobernadores, convocó a un multitudinario acto por el día de la lealtad en Tucumán-, recordó que "como dijimos el 17 de octubre: la única alternativa del peronismo es la unidad".

"Somos un país federal, con diversas idiosincrasias y particularidades, pero los peronistas tenemos que poner el foco en lo que nos une, en las coincidencias, sin exclusiones para dar respuestas a los graves problemas que sufren los argentinos", expresó.

La agenda también incluyó una disertación sobre el Tucumán exportable en el marco del ciclo de debate “Argentina 2018-2028, consensos para un nuevo proyecto nacional”, realizado en la sede del PJ nacional, con el objetivo de “apostar por la unidad peronista”. “Hay un buen diálogo entre todos. Creo que las diferencias son saludables en un marco de discusión franca y sana”, indicó el gobernador acerca del encuentro con referentes de distintas vertientes del Partido Justicialista.

Manzur se mostró proclive a que, en ese estado de ebullición, nadie sea excluido, con el fin de que el PJ recupere la presidencia el año que viene. “En ese espacio no puede haber exclusiones, nadie puede quedar afuera, hoy es tiempo de consensos”, remarcó.

Como una prueba de su apertura al diálogo con distintos sectores partidarios, Manzur recibirá esta noche en su residencia al ex gobernador de Buenos Aires, Felipe Solá. El actual diputado nacional por Red por Argentina presentará mañana su libro en esta ciudad. Solá tiene intenciones de presentarse el año que viene como candidato a presidente de la Nación. “Hay ánimos para lograr la unidad partidaria”, indicó Manzur.

Dejá tu comentario