Manzur supervisó un operativo sanitario contra el dengue en la capital

Las acciones de prevención se llevaron a cabo en el barrio "Las Piedritas" (ubicado a la vera del Río Salí), a través de un trabajo conjunto entre el Ministerio de Salud Pública y la Secretaría de Saneamiento y Mejoramiento Ambiental.

Las acciones de prevención se llevaron a cabo esta mañana en el barrio "Las Piedritas" de San Miguel de Tucumán (ubicado a la vera del Río Salí), a través de un trabajo conjunto entre el ministerio de Salud Pública y la secretaría de Saneamiento y Mejoramiento Ambiental. El primer mandatario sostuvo que desde el Gobierno se está trabajando fuertemente para reducir el impacto potencial que la enfermedad pueda ocasionar en la provincia, pero explicó que el rol de la comunidad es fundamental para frenar la propagación del mosquito vector.

"Vemos con preocupación lo que está pasando en el país: la cifras oficiales ya están hablando de más de 1.000 casos de dengue y en esto hay que tener prudencia, planificación, desarrollar trabajos conjuntos en forma articulada con todas las áreas del Estado", expresó el gobernador Juan Manzur.

Fumigación y ordenamiento de fondos de viviendas, acondicionamiento y desmalezamiento de espacios verdes, retiro domiciliario de  objetos inservibles o ‘cacharros’ son algunas de las labores se encaran a través del organismo conducido por Carlos Assan. Las mismas se conjugaron con el trabajo de agentes sanitarios que dependen de la cartera sanitaria provincial a cargo de Rossana Chahla.

El asentamiento “Las Piedritas” es una de las zonas más vulnerables de la ciudad y se estima que allí viven 900 familias.

“El descacharrado es una medida clave para evitar los reservorios donde prolifera el mosquito Aedes Aegypti que transmite la enfermedad del dengue”, explicó Manzur mientras precisó que en la actualidad hay una reemergencia de la enfermedad que estaba en retroceso desde el año 2010 en la Argentina. “Hoy estamos viviendo técnicamente lo que se denomina un brote epidémico y hay que tener cuidado y hacer la prevención adecuada, es lo que hacemos en Tucumán”.

Durante el verano de 2009 en la Argentina se registró la epidemia de dengue más importante de su historia sanitaria, con cerca de 30.000 casos registrados y 5 muertes. Juan Manzur asumió como ministro de salud de la Nación en julio de ese año y, hasta el verano de 2015, nuestro país no atravesó nuevas reemergencias de carácter epidémico por esta enfermedad.

El ex ministro de Salud de la Nación aseguró que durante su gestión se pusieron en marcha convenios de cooperación sanitaria con Brasil, Paraguay y Bolivia, países con los que se puso en marcha una barrera o escudo epidemiológico regional. Asimismo, explicó que “se fortalecieron más de 800 laboratorios para realizar la detección precoz de los casos y dar respuesta rápida mediante bloqueos de focos infecciosos. Además, se adquirieron importantes equipamientos, como camiones y camionetas con vaporizadores volumétricos para la fumigación, una de las líneas preventivas en un plan para combatir el dengue”.

Manzur  estableció como “fundamental” el rol de la comunidad y de todos los vecinos para “eliminar la mayor cantidad posible de criaderos de mosquitos, que crecen fundamentalmente en los patios o fondos de nuestras casas” . “El descacharrado (retiro de objetos en desuso), la limpieza permanente y tapar los reservorios de agua son medidas esenciales”, recomendó el gobernador.

Además, dijo que la detección precoz es fundamental para evitar complicaciones por dengue. Si una persona tiene fiebre alta (más de 38°C), debe concurrir al centro asistencial más cercano y no automedicarse, especialmente no tomar aspirinas o ibuprofeno.  Manzur explicó que el dengue “se manifiesta como una gripe de verano, pero sin síntomas respiratorios”, advirtió Manzur y detalló que los síntomas precisos son fiebre alta, dolor retroocular (detrás de los ojos) y dolor articular o muscular.

Las acciones preventivas de los organismos del Estado se desarrollan en toda la provincia. El sector salud ha desplegado más de 1000 los agentes sanitarios, los que casa por casa y desde hace más de cinco meses, forman y educan a las distintas poblaciones tucumanas sobre cómo encarar las medidas protectoras que contrarrestarán, junto a las políticas públicas, a la enfermedad.

En ese sentido, Chahla y Assan anunciaron que la próxima semana se desarrollarán estas tareas en ciudades del interior y distintos barrios capitalinos.

Dejá tu comentario