Miguel Lifschitz: “Nadie va a cambiar la Argentina en cuatro años

El gobernador de la provincia de Santa Fe, señaló que es necesario un proyecto de desarrollo, económico y social, que se pueda sostener en el tiempo. Aseguró que "ese es el gran desafío" de la dirigencia política del país.

 “Quiero un país con unidad nacional, con dialogo entre los partidos políticos. Con un proyecto común para el futuro. Un proyecto que tiene que recuperar el camino del desarrollo con inclusión social”. Los conceptos pertenecen al gobernador de Santa Fe Miguel Lifschitz.

El mandatario perteneciente al Partido Socialista, participó en LV 12 Radio Independencia del segmento "Que País Queremos", en donde personas de diferentes ámbitos brindan su visión respecto al futuro de la Argentina. 

Lifschitz remarcó la necesidad de apostar a un proyecto federal que tenga en cuenta la realidad de todas las provincias. Además, subrayó la importancia de las economías regionales.

El mandatario aseveró que se debe considerar al trabajo "como un valor fundamental para los argentinos”. "Generar empleo y cuidar las fuentes de trabajo que tenemos debe ser una prioridad de los gobiernos", añadió. 

El ingeniero civil sostuvo que la mayoría de los espacios políticos coinciden en esos puntos. Sin embargo lamentó que “lo difícil es concretar esa idea. Distintos gobiernos que se han sucedido en la Argentina en los últimos 35 años cada uno ha tenido algunos aciertos, pero a la hora de construir un proyecto de desarrollo, económico y social, que se pueda sostener en el tiempo, la verdad que han fracasado todos". "Ese es el gran desafío que tiene la política argentina”, apuntó. Para cristalizar ese concepto indicó que se necesita de un gran acuerdo nacional sobre pautas fundamentales para el desarrollo del futuro del país.

Consciente de las dificultades para lograr el consenso entre las distintas fuerzas políticas, dijo: “evidentemente nos cuesta a los argentinos superar las grietas, encontrar espacios de acuerdos y de consensos sobre los temas fundamentales. Pero creo que es posible. Ha habido momentos de la Argentina donde los hemos logrado y han sido los mejores momentos de este país”.

El gobernador santafesino sostiene que hace falta vocación de quienes gobiernan para convocar con generosidad y amplitud. “Nadie va a cambiar la Argentina en cuatro años. Se necesitan 20, 30 años de políticas sostenidas, de un esfuerzo continuado, de inversiones, infraestructura y desarrollo de las economías regionales”, afirmó.

Consultado respecto sobre algún punto positivo del actual Gobierno nacional, el mandatario provincial no dudo en señalar "la reinserción del país en la economía del mundo”. En ese sentido mencionó la realización exitosa de la Cumbre del G20 en Argentina. Consideró que el próximo Gobierno debe continuar ese camino de apertura con los mercados del mundo.

A la hora de señalar las falencias de la administración de Cambiemos, apuntó contra la economía. “No le han acertado con un programa de estabilidad de la economía y de desarrollo del país”, dijo.

Por último, de cara a un año electoral intenso, exhibió la postura que adoptará el espacio progresista que integra. Analizó que en el medio de la polarización existente entre Macri y Cristina, “es muy difícil construir una propuesta alternativa para nosotros que somos una expresión política pequeña a nivel nacional”. Comentó que están estableciendo diálogos "con otros sectores que comparten la misma visión de la necesidad de una tercera propuesta para el país, que nos saque de la polarización”.

Dejá tu comentario