INTERNACIONALES |

Bolsonaro autorizó a las Fuerzas Armadas a celebrar el golpe de estado que duró de 1964 a 1985

La conmemoración es inédita y se suma a la ola de críticas que generan las reformas que pretende implementar para "enmendar las finanzas públicas de Brasil y reactivar una recuperación económica".

Bolsonaro lanzó una reforma de las jubilaciones que busca ahorrar USD 300 millones

Líderes de 11 partidos políticos de Brasil, incluidos algunos de los más grandes, anunciaron que presionarán para eliminar cambios al sistema de jubilación de trabajadores rurales y prestaciones a ancianos y discapacitados del proyecto de ley de reforma de pensiones que el gobierno presentó al Congreso.

El proyecto de ley, piedra angular de la agenda económica del presidente Jair Bolsonaro, apunta -según el mandatario de ultraderecha- a enmendar las finanzas públicas de Brasil y reactivar una recuperación económica, pero el desafío llevado a cabo por estos 11 partidos destaca que tendrá una recepción difícil en el Congreso.

A la mala noticia, se sumó la liberación del ex presidente Michel Temer, por orden de un tribunal de apelaciones de Brasil. Temer había sido arrestado el jueves, en relación con una investigación de corrupción. “No hay nada que justifique el encarcelamiento preventivo”, escribió el juez Iván Athié.

El encarcelamiento de Temer había dado respiro a Bolsonaro al reactivar en la agenda pública la operación “Lava Jato”, por la que está preso su otro enemigo: Luiz Inácio Lula da Silva.

En medio de estas dificultades, el mandatario de ultraderecha decidió remover las aguas con un tema polémico en la región: habilitó a las Fuerzas Armadas y al Ministerio de Defensa para que celebren el 31 de marzo como fecha festiva, en conmemoración del golpe que dio inicio a la dictadura militar que duró de 1964 a 1985.

La decisión convierte a Bolsonaro en el primer presidente de América del Sur que reivindica un golpe desde el restablecimiento de la democracia en la región.

 

Fuentes: Télam-Reuters

Dejá tu comentario