GOB WEB SEP Obra Pública.jpg
ACTUALIDAD | Mujeres | hombres | trabajo

Se acrecentó la brecha salarial entre hombres y mujeres

A la hora de recibir compensaciones por nuevas tareas o trabajos extras, las mujeres tienen menos posibilidad de obtenerlas que sus pares varones

La brecha salarial, ya antes del comienzo de la pandemia, se calculaba que rondaba el 23%, en detrimento de las mujeres. A esto hay que sumarle que la llegada del Covid-19 normalizó el home office, y no son pocas las trabajadoras que aseguran que ellas son las que absorbieron la mayor carga de tareas domésticas, que el estar más tiempo en casa se multiplican. Acá no termina la diferencia entre los géneros, además, en el último año ellos acrecentaron sus oportunidades a la hora de recibir compensaciones extras o aumentos dentro de una empresa.

Según una reciente investigación del ADP Research Institute, llamada People at Work 2021: A Global Workforce View, es cada vez más evidente que las mujeres se están quedando atrás cuando se trata de ser recompensadas económicamente. Por lo menos esto es lo que sucede cuando deben asumir nuevas funciones o responsabilidades adicionales para cubrir, en las organizaciones, los huecos causados por las pérdidas de empleo o reemplazos relacionadas con el Covid-19.

Así, el estudio, del que participaron 32 mil colaboradores de 17 países, pudo establecer que el 68% de los trabajadores encuestados afirmó haber recibido un aumento de sueldo o una bonificación por estas tareas extras. Sin embargo, en todas las regiones, las mujeres tienen menos probabilidades que los hombres de recibir una bonificación.

Solo alrededor de la mitad de las mujeres de América Latina, Europa y Estados Unidos fueron recompensadas económicamente por realizar estos cambios, en comparación con alrededor del 60% de los hombres.

En cambio, en Asia-Pacífico esto se dio en alrededor del 70% de los y las trabajadores, sin distinción de género, aunque los hombres siguen siendo ligeramente más propensos a beneficiarse.

En la Argentina se da la mayor diferencia de la región: el 62% de los hombres recibieron un aumento de sueldo o una bonificación por asumir nuevas funciones y responsabilidades adicionales, en comparación con el 45% de las mujeres. En la Argentina se da la mayor diferencia de la región: el 62% de los hombres recibieron un aumento de sueldo o una bonificación por asumir nuevas funciones y responsabilidades adicionales, en comparación con el 45% de las mujeres.

A su vez, el estudio marca que las mujeres están más preocupadas por sus perspectivas laborales, especialmente en lo que respecta a su capacidad para encontrar un nuevo trabajo que ofrezca el mismo o mejor salario.

El informe, además, explora si los efectos de la pandemia influyeron en las actitudes de los empleados hacia el mundo laboral actual, y lo que esperan del lugar de trabajo del futuro.

Así, se puede saber que tanto los hombres (47%) como las mujeres (46%) tienen la misma probabilidades de haber asumido o estar asumiendo responsabilidades adicionales debido a la pérdida de puestos de trabajo, ya sea por ajustes dentro de la compañía o por licencias relacionada con el Covid-19, incluso, también de haber desembarcado en un nuevo puesto por estas mismas causas (28%).

"Los colaboradores, de ambos géneros, se esforzaron al máximo para apoyar a los empresarios que tuvieron que recortar puestos de trabajo o reestructurar sus operaciones debido a la pandemia. Pero vemos que las mujeres se están quedando al margen cuando se trata de ser recompensadas económicamente por este compromiso", destaca Alejandro Russo, Operations Regional Director and Country Leader de Argentina de ADP Research Institute.

Y agrega: "la percepción de justicia de los empleados desempeña un papel fundamental en su sentido de la lealtad y la dedicación, que a su vez repercute en la productividad y la retención del talento, y más ampliamente, en la reputación de marca. Si las mujeres empiezan a sentir que sus esfuerzos se pasan por alto –especialmente en referencia a sus colegas masculinos– esa es una situación que los empleadores querrán evitar a toda costa".

Para reafirmar lo planteado hasta acá, otro estudio, esta vez realizado por Adecco revela que casi la mitad de los encuestados considera que trabajar con los chicos en la casa es complicado y afecta la productividad laboral. Además, los participantes reconocen que la mujer sigue a cargo de la limpieza del hogar, mientras que la cocina y las actividades escolares de los chicos se reparten más equitativamente.

FUENTE: Iprofesional.com

Dejá tu comentario