El rabino Abraham Cooper explicó cómo identificar las publicaciones que incitan al odio

El director de la Agenda de Acción Social Global del Centro Simon Wiesenthal, comentó la importancia de educar, sobre todo a los niños, niñas y adolescentes, acerca de los delitos de odio y discriminación en escuelas y universidades.

Cooper pidió tener especial cuidado con la información que se encuentra en los buscadores de Internet y redes sociales como Instagram, Facebook, Twitter y VK, y la veracidad de esa información.

"En el marco de los usos de la red global ya se dejó de lado la consulta a las bibliotecas y por ese motivo es necesario consultar información de acuerdo al valor de sus fuentes en internet”, afirmó.

Profundizó además sobre los diferentes ataques terroristas que sufrieron diferentes ciudades de Europa, muchas veces impulsado por material que instiga al odio e insita a la violencia publicado por terroristas en redes sociales de uso masivo. En ese sentido, expuso la iconografía utilizada por Isis, generando alarma en la gente durante lo que va del 2018.

Instagram es un gran vehículo para difundir información en términos de imagen, subrayó el rabino, tales como los posteos en los que se utilizaron las imágenes de jugadores de fútbol (Cristiano Ronaldo o Lionel Messi) para generar terror en la previa al mundial de Rusia de este año.

Trabajan en la erradicación de webs radicalizadas 

Tras la disertación, el rabino, Abraham Cooper, dio una conferencia de prensa donde dijo que en los últimos tiempos “hemos eliminado y bajado muchos sitios webs” vinculados con los delitos de odio.

Contó: “Nos concentramos en las redes sociales como Twitter, Facebook, Instagram y Google, sin pensar en números, sino en el alcance que tienen para esparcir información” que puede ser en muchos casos falsa y discriminatoria.

Discursos de odio

Como ciudadano americano, dijo, percibe que el discurso político está quebrado: “Esto tiene que ver con la idea de que mucha gente se aísla apoyada en el miedo y no con el conocimiento y el compartir ideas”.

Contó que visita la Argentina desde la década de 1990 y observa que las instituciones democráticas políticas argentinas se han fortalecido, pero observa que el discurso político entre la gente es cada vez “más duro” y si esto persiste, puede debilitar a las instituciones.

Fuente: Comunicación

Dejá tu comentario