LOCALES |

Gabriel Yedlin criticó el reparto de cajas navideñas:

El ministro de Desarrollo Social apuntó contra Germán Alfaro: "sin dudas tiene que ver con su campaña electoral". Dijo además que al intendente capitalino "se lo escucha muy nervioso". "Revoleando comida no se protege a la gente", agregó el funcionario.

 

 El ministro de Desarrollo Social de la Provincia, Gabriel Yedlin, cuestionó el reparto de las cajas navideñas que entregó la Municipalidad de San Miguel de Tucumán en distintos barrios de esta capital. "Con el hambre no se hace política", sostuvo.

"No se puede desconocer que hay una crisis social y económica de un modelo que fracasó y que provocó que los humildes tengan más carencias, a tal punto que la inflación en los alimentos llegó al 64%. Pero subirse sobre las necesidades de la gente para revolear comida no garantiza ninguna seguridad alimentaria", dijo.

En los últimos días se viralizó un video que generó polémica. En el mismo se veía a punteros políticos repartiendo miles de cajas navideñas con los logos impresos del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, a cargo de Carolina Stanley, y de la Municipalidad de la capital.

Yedlin aseguró que al Gobierno nacional no le cayó bien verse involucrado: "creo que no es la manera que tiene el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Nos comunicamos con ellos, porque más allá de las diferencias políticas siempre estamos en contacto, y están enojados y molestos con esto".

"Nosotros todo este tiempo trabajamos mucho en los barrios repartiendo módulos de alimentos, que son parte de nuestro programa. Sin embargo, nunca hemos humillado a la gente. Con el hambre no se hace política, sino que hay que estimular el trabajo para que al pueblo le alcance para comer con lo que gana", añadió.

Contra Alfaro

Yedlin comentó que se trató de una estrategia del intendente Germán Alfaro con miras a los comicios de este año: "sin dudas tiene que ver con su campaña electoral, es la manera que entienden de hacer política y está muy mal".

Las cajas contenían un pan dulce, un paquete arroz, un bote de aceite, latas de atún, un paquete de yerba, un paquete de fideos, un kilo de azúcar, puré de tomate, mermelada y leche en polvo, entre otros productos. Además había una tarjeta con la imagen de Alfaro y su esposa, la diputada nacional de Cambiemos Beatriz Ávila.

"Al intendente se lo escucha muy nervioso, tenemos que estar más serenos y trabajar seriamente. Alfaro no es el socio que Cambiemos busca para su perfil político. Revoleando comida no se protege a la gente", concluyó.

 

Fuente: La Gaceta

Dejá tu comentario