INTERNACIONALES |

Liberaron a la escort que amenazó con revelar secretos de Donald Trump

La bielorrusa Anastasia Vashukévich había sido detenida por las autoridades. Aseguró no tener intenciones de brindar información comprometedora de altos mandos del Kremlin.

MOSCU - La Justicia rusa puso el martes en libertad a la bielorrusa Nastia Rybka (Anastasia Vashukévich), que hace un año pidió asilo político en Estados Unidos a cambio de información sobre la llamada “trama rusa”.

La juez decidió archivar el expediente por el que Ribka estuvo en prisión durante 72 horas por supuestamente inducir a la prostitución, delito que se castiga en Rusia con seis años de cárcel.

 

Ribka fue detenida la pasada semana a su llegada al aeropuerto en Moscú tras ser deportada por Tailandia, donde estuvo nueve meses en prisión por ofrecer “servicios sexuales” en ese país.

La bielorrusa fue liberada después de que el sábado asegurara que no tenía intención de revelar información “comprometedora” sobre el oligarca ruso Oleg Deripaska, actualmente bajo sanciones de EEUU, al que relacionó hace un año con la supuesta injerencia rusa en las elecciones presidenciales estadounidenses.

 

 “Ya me harté. Por favor, transmitan mis disculpas a Oleg Deripaska y a (el viceprimer ministro ruso) Serguéi Prijodko. Siento que todo haya salido así. Estoy sinceramente avergonzada por lo ocurrido. No quiero agravar (la situación)”, dijo Ribka durante la vista del pasado sábado.

La joven admitió que únicamente había amenazado con desvelar información confidencial para “llamar la atención” de Deripaska, algo que puso en serias dudas el líder opositor, Alexéi Navalni.

 

Precisamente, la bielorrusa viajó a Tailandia en febrero de 2018 después de que Navalni publicara los resultados de una investigación anticorrupción en la que mencionaba la conexión de Deripaska con la llamada “trama rusa” a través de Paul Manafort, exjefe de campaña del ahora presidente de EEUU, Donald Trump.

El vídeo incluía imágenes de otra grabación, publicada inicialmente en el Instagram de Ribka, que mostraba a Deripaska y a Prijodko, exasesor principal del Kremlin en Asuntos Internacionales, navegando por las aguas noruegas en un yate en compañía de la detenida.

 

Una vez detenida por las autoridades tailandesas por impartir un “curso sexual”, la joven pidió asilo político en EEUU y ofreció a los medios de comunicación norteamericanos información sobre la presunta relación de los rusos con “Manafort, Trump y todos los escándalos en torno a las elecciones de Estados Unidos”.

El diario “The New York Times” informó en su momento de que el Departamento de Justicia y el FBI intentaron, entre 2014 y 2016, que Deripaska fuera informante del Gobierno de EEUU en un intento por obtener información sobre el crimen organizado en Rusia y luego de la interferencia electoral, aunque éste habría declinado la oferta.

 

Fuente: El Nuevo Herald

Dejá tu comentario