ECONOMIA |

El Gobierno buscará nuevas inversiones en China

Las gestiones las encabezarán Dujovne y el presidente del BCRA, Guido Sandleris. Serán tres días de intensas negociaciones, con inversiones energéticas y “swap” de monedas.

Tras recibir un crédito del FMI que es récord histórico, el Gobierno argentino buscará esta semana, en la ciudad china de Beijing, un respaldo financiero del gigante asiático e intentará que avancen inversiones en infraestructura ya conversadas.

Con relaciones diplomáticas que han tenido claroscuros, la gestión de Mauricio Macri desembarcará con una agenda cargada en una ciudad que transita el final del otoño y se va poniendo cada vez más fría para recibir el invierno.

Nicolás Dujovne, jefe de Hacienda, y Guido Sandleris, presidente del Banco Central, iniciarán reuniones el miércoles. Ambos se reunieron la semana pasada con inversores en Nueva York para explicarles el plan de estabilización macroeconómica.

En la Casa Rosada revelaron algunos objetivos macro para este viaje, pero son cautelosos con las precisiones acerca de sus deseos sobre acuerdos posibles. El país podría sumar nada menos que nueve mil millones de dólares de financiamiento chino para expandir su capacidad nucleoeléctrica.
Las relaciones diplomáticas entre Macri y los chinos tendrán así un nuevo capítulo en una historia de tensiones y desencuentros. Cuando asumió, el Presidente pretendió frenar y modificar lo acordado por su predecesora, Cristina Kirchner, por desconfianza sobre situaciones desventajosas.

Hoy, por ejemplo, está preso Gerardo Ferreyra, dueño de Electroingeniería SA. Esta firma es la encargada de construir, por 4.310 millones de dólares en Santa Cruz, las represas Cóndor Cliff y La Barrancosa, junto con la china Gezhouba, que aún no acusó recibo de la situación del argentino.

La firmeza de los chinos y la posibilidad de que se derrumbaran inversiones en energía e infraestructura que pueden ascender hasta 30 mil millones de dólares hicieron que Macri revisara su postura inicial y viajara a Beijing en 2017 para ratificar los acuerdos.

Para China, la Argentina es de interés en tanto parte de una América latina en la que encuentra las materias primas y los alimentos que necesitará en el futuro, y a la que los Estados Unidos le da una importancia geopolítica menor.

Ahora, Macri quiere firmar un nuevo entendimiento con su par Xi Jinping para el desarrollo en 2022 de la quinta central nuclear con tecnología y financiamiento chino. Esto podría ocurrir a fines de noviembre en el marco del G-20 en Buenos Aires.

Fuente: La Voz

Dejá tu comentario