INTERNACIONALES |

Venezuela vuelve a las urnas para elegir a gobernadores

Es la primera prueba electoral después de los escandalosos comicios para la fraudulenta Asamblea Constituyente.

Pasaron más de 300 días de lo previsto para que Venezuela vuelva a las urnas para elegir a los gobernadores de los 23 estados que componen al país. Hace ya varios meses que los jefes estaduales tienen el mandato vencido y gobiernan de facto, luego de que el régimen de Nicolás Maduro decidiera cerrar el juego democrático.

El quiebre se produjo hace exactamente un año, en octubre de 2016. En un par de días, el Consejo Nacional Electoral (CNE) —controlado por el gobierno— suspendió el referéndum revocatorio en el que la mayoría de los venezolanos iba a votar por la salida de Maduro, y pospuso por tiempo indefinido las elecciones regionales, pautadas para diciembre. El camino hacia la dictadura se consolidaría en el transcurso de este 2017. En marzo, con la disolución de la Asamblea Nacional —de mayoría opositora tras el triunfo aplastante de 2015—, y en julio, con el establecimiento de una Asamblea Constituyente sin fundamento legal y conformada en un proceso electoral con fraude comprobado.

La convocatoria a los comicios de este domingo persigue el objetivo de sostener un simulacro de democracia y apaciguar la presión internacional. El régimen que no les permite a los venezolanos elegir a quién quieren —o no— como presidente, y que tampoco les deja nombrar a los miembros del Poder Legislativo, parece ahora dispuesto a tolerar que designen a los representantes del poder subnacional.

Sin embargo, aún hay demasiada incertidumbre. Primero porque no hay garantías de que la elección vaya a ser completamente transparente. Y segundo, porque en caso de que lo sea, no hay ninguna certeza de que el gobierno vaya a respetar el resultado. Por lo pronto, el CNE resolvió mantener suspendida la votación de los legisladores estaduales, que seguirán siendo los mismos que asumieron en 2012. De esta manera, el oficialismo se asegura retener el control sobre estados en los que podrían surgir gobernadores opositores.

En este escenario de dudas, sospechas y represión, y luego de un año de intensas protestas que dejaron más de 120 muertos y cientos de presos políticos, esto es lo que hay que saber sobre lo que se vota este domingo en Venezuela.

Las claves de las elecciones 

¿Qué se elige este 15 de octubre en Venezuela?

El chavismo llega a estas elecciones regionales con 20 de los 23 estados de Venezuela en su poder. Los tres gobernadores restantes son miembros de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), mayoritaria en la Asamblea legítima que Maduro ha querido liquidar con su nueva Asamblea Constituyente.

¿Quiénes votan?

Más de 18 millones de venezolanos (de una población total de 31,57 millones) se han inscrito en el Registro Electoral, según el órgano rector, el CNE, que aclara que esta cifra no incluye a los electores del Distrito Capital: «Esta entidad federal posee un régimen especial de gobierno, que no contempla la elección de gobernador o gobernadora».

¿Cuánta abstención se espera?

La participación será decisiva. La abstención, en torno al 30 y 40% en las pasadas elecciones, puede superar esas cifras según varios analistas.

¿Qué hay en juego en estas elecciones?

Para el presidente venezolano, esta elección supondrá la consagración de la Asamblea Constituyente, designada a finales de julio y condenada por la oposición y gran parte de la comunidad internacional. El Gobierno chavista ha asegurado que los gobernadores que resulten elegidos deberán someterse al mandato de la Asamblea Constituyente, y en caso de incumplir los dictámenes de la Cámara serán destituidos. Ocho de cada diez venezolanos rechazan a Nicolás Maduro, el presidente más impopular en décadas del país latinoamericano. Más de 120 personas perdieron la vida en las protestas contra el Gobierno en los meses previos al referéndum.

¿Qué postura ha adoptado la oposición?

La decisión de participar o no en las regionales ha generado fricciones en la oposición. Unos, como el secretario general de Acción Democrática (AD), Henry Ramos Allup, son partidarios desde hace tiempo de hacerlo, para no dejar todo el espacio al chavismo, mientras que otros, como María Corina Machado, se han opuesto para no avalar la dictadura de Maduro.

¿Qué trabas está poniendo el régimen a los opositores?

El Consejo Nacional Electoral ha prohibido a la MUD participar en siete de las 23 gobernaciones. El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, y el del estado Amazonas, Liborio Guarulla, así como los exgobernadores del estado Zulia, Manuel Rosales y Pablo Pérez, están inhabilitados para ejercer cargos públicos.

La autoridad electoral también ha prohibido a la MUD concurrir unida bajo esas siglas en algunos estados. Además, entre otras irregularidads, la oposición denuncia la reubicación, a menos de 72 horas de los comicios, de cerca de 300 centros electorales, en los que debía votar más de 700.000 electores, lo que afecta sobre todo a feudos de partidos contrarios al oficialismo.

Fuente Diario Panorama

Dejá tu comentario