SALUD |

Referentes de la salud se reunieron por la prevención del cáncer de cérvix

El Ministerio de Salud Pública tucumano y la facultad de Medicina de la UBA llevaron adelante el Encuentro Internacional para la prevención de la enfermedad en la provincia.

Finalizó en Tucumán el Encuentro Internacional para la Prevención del Cáncer de Cérvix cuyo lanzamiento motivó la iniciativa Argentina para la eliminación de dicha enfermedad. El evento fue organizado por el Ministerio de Salud Pública y la facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires.

En Argentina se detectan 3000 pacientes por año con cáncer de cuello uterino, de las cuales mueren alrededor de 1800. Esto marca que aproximadamente cinco mujeres fallecen por hora en el país debido a esta patología, considerada el segundo cáncer más frecuente en la población femenina.

Uno de los referentes en la organización del evento es el profesor titular de Ginecología de la Universidad de Buenos Aires y jefe de la División Ginecología del hospital de Clínicas de la UBA, doctor Silvio Tatti, quien destacó primeramente la convocatoria de unos 600 ginecólogos obstetras de todo el país. Luego remarcó la iniciativa, que es la eliminación del cáncer de cuello. Y como tercer punto, el compromiso de la ministra de realizar acciones concretas por esta causa. “Esto renovó el entusiasmo en el ámbito de la tocoginecología, en donde hay cosas que sí se pueden hacer cuando hay una decisión. Tucumán está definitivamente muy involucrado en esta lucha por erradicar este cáncer”, agregó.

Al finalizar el encuentro, la ministra de Salud Pública, doctora Rossana Chahla, dijo que es importante que todos ‘hablen el mismo idioma’ y que se aúnen criterios en estos casos. “Debemos tener el mismo concepto al revisar a una persona y al brindar un tratamiento. Quedó establecido cómo vamos a trabajar y de qué manera vamos a distribuir la tarea, pero sobre todo cuál va a ser el compromiso de cada uno en el hecho de erradicar el cáncer de cuello. Ha sido una jornada muy provechosa”, manifestó.

Dejá tu comentario