Novedades en casos policiales que sacudieron a Tucumán

La doctora Silvia Furque habló sobre el avance de la causa por el doble filicidio cometido por Nadia Fucilieri y sobre el pedido de elevación a juicio en el caso del odontólogo.


El año pasado varios casos policiales conmovieron y sacudieron a la oponión pública tucumana.  

Por un lado, recordamos el doble filicidio ocurrido el 4 de octubre, y por otro se encuentra el caso del odontólogo acusado de abuso.

La doctora Silvia Furque adelantó algunas novedades con respecto a los procesos judiciales en los que se encuentra trabajando. 

La representante legal de Aldo Martínez, el padre de los niños que fueron asesinados por su madre Nadia Fucilieri, adelantó que "hay un estudio de una huella dactilar para ver a quién pertenece. La huella estaba sobre una de las mesas donde había sangre. Para mí es de alguno de los paramédicos que han entrado o de la Policía. Recordemos, también, que los primeros en ingresar a la casa son los familiares de Nadia, o sea que hay que ver si la huella es de ellos o de alguno de los paramédicos o de algún policía. Eso se está viendo".

Asimismo, indicó que se espera la pericia caligráfica sobre la carta que dejó la imputada en el doble crimen. 

"Está la carta que escribió antes de cometer el hecho para determinar con una pericial caligráfica si es la letra de ella o no", informó. 

"Son las dos pericias y lo que tenemos que ver es que se forme es la pericial psiquiátrica que estaban tratando de formar distintos miembros de la salud pública", agregó.

"Nadia sigue alojada en el penal de mujeres de Banda del Río Salí, no presenta síntomas de arrepentimiento ni de locura, no está con medicación o sea que ella está bien", agregó la letrada. 

Respecto al caso del odontólogo, dijo que la causa "está con requerimiento de elevación a juicio por el delito de abuso sexual, lesiones y otros delitos, pero se ha cometido un error por parte de la fiscalía porque no le han corrido vista a la querella, que sería yo en este caso para dar la opinión de mi clienta, o sea que se ha violado un principio procesal donde la víctima tiene que ser oída. En consecuencia, estoy haciendo un planteo porque mi clienta quiere expresarse para evitar que en un futuro cuando estemos en un juicio oral se planteen nulidades", explicó. 

Dejá tu comentario