Pablo Pérez aportó más detalles de los ataques recibidos en el micro y en la ambulancia

El capitán de Boca planteó un hipotético escenario con un triunfo de su equipo y manifestó que “yo no puedo jugar en una cancha donde puedo llegar a morir”.

Pablo Pérez volvió este mediodía al Sanatorio Otamendi para hacerse revisar el ojo otra vez a raíz de los incidentes que sufrieron los jugadores de Boca el día sábado previo a la final de Libertadores que luego fue postergada. A la salida, el capitán xeneize habló con la prensa y dejó bastante tela para cortar.

Es que el referente de Boca planteó un interrogante que nadie se había planteado hasta el momento y que invita a volver a revisar cualquier decisión que pudiera ya estar tomada: "Si pasó lo que pasó antes que se jugara el partido, ¿quién nos sacaba de la cancha si ganábamos y les teníamos que dar la vuelta ahí?".

La declaración de Pablo Pérez agregó, además, nuevos detalles a la crónica del episodio de violencia del que fueron víctimas los jugadores de Boca: "Nos seguían tirando piedras hasta cuando salimos en la ambulancia para el sanatorio. Yo no miento. Te lo puede decir la enfermera que nos acompañaba y estaba muy asustada", relató.

"Yo no puedo jugar en una cancha donde puedo llegar a morir", sentenció el ex Newell's a quien se lo escuchaba muy traumatizado por los episodios en la cancha de River.

Por otra parte, el capitán de Boca agradeció la preocupación que desde el primer momento mostraron los jugadores de River Ignacio Scocco y Milton Casco. También lamentó que tantos hinchas de River, los que querían vivir una fiesta en paz, fueran perjudicados por el proceder de los violentos: "Hay gente de River que no tiene nada que ver y se está fumando todo esto".

Fuente: Doble Amarilla.

Dejá tu comentario