LOCALES |

Advierten sobre el trabajo de personas que no son psicólogas

Desde el Colegio de Psicólogos de Tucumán informaron que no cuentan con la matrícula que les permite ejercer la profesión y que tampoco son especialistas en abuso sexual.


En cumplimiento del artículo 7º y 35º de la ley 7512, el Colegio de Psicólogos de Tucumán, comunicó que las integrantes de la fundación EPASI, licenciada en Artes Plásticas, Viviana Salinas de Valoy, matrícula otorgada por el Colegio profesional de técnicos de Tucumán, Nº 0822 y la licenciada en Ciencias Políticas, Ana Valoy, Nº 0774 de matrícula otorgada por el Colegio profesional de técnicos de Tucumán, no son psicólogas, ni tampoco especialistas en abuso sexual, son técnicas en Psicología Social, por lo tanto les está vedado ejercer la clínica asistencial en el ámbito de la provincia de Tucumán.

"Hace más de un año habíamos observado en su página web que hacen tratamiento para contrarrestar los efectos traumáticos de los abusos sexuales infantiles con terapias que están reñidas totalmente con la ciencia, y además que no les está permitido el tratamiento psicológico y utlizan técnicas de revivenciar el trauma de un abuso inclusive con los abusadores.Estas personas no son psicolólogas y no están autorizadas para hacer este tipo de tratamiento", advirtió la presidenta del cuerpo colegiado, María Dolores González de Ganem. 

La Licenciada explicó que "como no son psicólogas no podemos accionar y menos sin tener evidencias del daño psíquico que provocan en casos puntuales de personas afectadas". 

Asimismo, aclaró que "la matrícula que ellas tienen es de un colegio de técnicos a la construcción, el cual en su momento invalidó esa posibilidad, o sea de que este colegio pudiera dar matrículas a técnicos en psicología social, que es lo que en realidad son". 

Según González de Ganem, "los técnicos no están autorizados a hacer asistencias de ningún tipo de tratamiento, solamente pueden hacer actividades de prevención primaria, es decir tratar de contrarrestar algunos riesgos de la población para evitar que aparezca la enfermedad", afirmó. 

Es por ello que no puede existir ningún ejercicio profesional vinculado a la psicología que no sea ejercido por psicólogos.

Es ilegítimo e ilegal pretender ejercer la psicología en la provincia de Tucumán, en cualquiera de sus especialidades, sin el título de grado universitario de Psicólogo o Licenciado en Psicología y con la correspondiente matriculación en el Colegio de psicólogos de Tucumán, conforme a la ley 7.512 que regula el ejercicio profesional de la Psicología y crea el Colegio de Psicólogos de la Provincia de Tucumán.

Siendo la Psicología Social un área o especialidad de la Psicología, sólo el profesional psicólogo matriculado puede acceder a su ejercicio por tener en su formación académico-profesional los desarrollos de la Psicología en relación con las dimensiones grupal, institucional y comunitaria, así como actividades reservadas a su título entre otras: prescribir y realizar acciones de evaluación, diagnóstico, pronóstico, tratamiento, seguimiento, recuperación y rehabilitación psicológica en los abordajes: individual, grupal, de pareja, familia, instituciones, organizaciones y en lo social-comunitario, prescribir y efectuar psicoterapias individuales, familiares, grupales y de pareja; diagnosticar, evaluar, asistir, orientar y asesorar en lo concerniente a los aspectos psicológicos en el área social-comunitario para la promoción y la prevención de la salud y la calidad de vida de grupos y comunidades y la intervención en situaciones críticas de emergencias y catástrofes. 

Dejá tu comentario