pandemia | Coronavirus | cuarentena

Coronavirus: histórica caída de producción de smartphones

Un informe señaló que el coronavirus afectó negativamente a la oferta y la demanda de celulares en Asia y frenó su distribución en el resto de países.

El mercado mundial de teléfonos inteligentes registró en febrero la mayor caída interanual de la historia con una merma del 38% en cantidad de unidades, según el reporte de la consultora Strategy Analytics. La pandemia de coronavirus aparece como un factor determinante para esta debacle a nivel mundial.

En la Argentina, 2019 fue el peor año en caída de la producción, y las fábricas de equipos en la ciudad de Tierra del Fuego están paralizadas desde el 17 de marzo pasado, por la decisión provincial de suspender toda actividad al confirmarse dos casos de coronavirus en la zona.

Según la directora de Strategy Analytics, Linda Sui, "los envíos mundiales de teléfonos inteligentes cayeron un enorme 38% anual, de 99,2 millones de unidades en febrero de 2019 a 61,8 millones en febrero de 2020".

El informe global señaló que el coronavirus afectó negativamente a la oferta y la demanda de los teléfonos inteligentes en Asia y frenó su distribución en el resto de países.

Las medidas de aislamiento para mitigar la transmisión de coronavirus no toman a la industria nacional en una situación de fortaleza, ya que "viene de 20 meses con tendencia negativa, las plantas estaban con el 57% de capacidad ociosa en la líneas y los volúmenes de 2019 fueron los más bajos en la última década", según datos del sector.

El titular de la asociación de fábricas de terminales electrónicas (Afarte), Federico Hellemeyer, dijo a Télam que el sector comenzó el 2020 "con expectativa, consciente de que no venía un boom, pero que podía empezar a recuperarse el consumo".

Ahora, "hay muchos factores antes de hacer una proyección: si se extenderá la cuarentena, si se puede recuperar lo que no se produjo, si habrá mas demanda pasada la pandemia, o al revés". Se aclaró, además, que el sector está en diálogo con el Gobierno porque "las dificultades operativas son grandes".

Dejá tu comentario