POLICIALES | pandemia | IPLA |

En pandemia, un bar se convirtió ilegalmente en boliche

Sucedió durante el inicio del fin de semana largo. "Se descontroló todo", aseguró a la web de LV12 el propietario del local. Controles desde los organismos.

Pub viola las normas de pandemia

En plena pandemia, el IPLA fue notificado por una violación de normas por actividad no flexibilizada.

Sorprendido por lo que veía tomó su celular y filmó lo que pasaba: un cliente de un local de calle Mendoza 867, que funciona como restaurante (todavía no hay flexibilización para boliches y pubs) se había convertido en una discoteca.

En el video, que llegó del citado testigo (para resguardo no revela su nombre) a LV12 Web, un grupo de personas, lejos de respetar las normativas del Comité Operativo de Emergencia (COE) se levantó de las mesas y comenzó a bailar. El propietario del lugar reconoció lo que sucedió: “se descontroló todo”, afirmó. El hecho llegó hasta el IPLA.

“Llegué a las 21.30 y me fui a las 23 porque era imposible la cantidad de personas que había, sin respetar nada”, comentó el testigo.

Samuel Semrik, titular del Instituto Provincial de Lucha contra el Alcoholismo (IPLA) dijo para la Web de LV12 que en varias oportunidades recibieron denuncias de este local. “La Policía tuvo que evacuar la semana pasada este lugar”, contó.

El titular del IPLA reconoce que en este tiempo aumentaron las denuncias falsas de after o fiestas clandestinas. “Todo el fin de semanas estamos haciendo controles Es real que muchos lugares que tienen espacios grandes cierran y se quedan adentro y no se puede comprobar de afuera. Se necesita de un permiso especial para poder ingresar”, explicó.

Además de las versiones desde el IPLA, Rodolfo Di Pinto, al frente de la cámara de discotecas de Tucumán, al ser consultado por lo que había ocurrido en este local se lamentó y denuncio: “muchos locales están aprovechando de la situación para hacer eventos ilegales”.

“En la semana nos estaremos reuniendo con el IPLA para actuar en conjunto ante estos incidentes”, indicó

Di Pinto considera que es una desaprensión total ante la situación de pandemia que estamos viviendo. “No estamos hablando de clausura, de infringir las reglas. Esto es muy grave que atenta a la salud de las personas”, criticó.

“Estamos en apoyo con las autoridades y avalamos el funcionamiento de todas las normativas que están a favor de mitigar los efectos de la pandemia que nos afectas y estos comerciantes inescrupulosos que están haciendo daño no tan sol a sus colegas sino a la sociedad de Tucumán”, sentenció.

LV12 web al consultar a las autoridades afirmaron que no es el único local que infringió las normativas, también existen algunos que hacen recitales cuando todavía no está permitido. Para ellos queda todo a puertas cerradas.

Descargo

“Anoche no tuve previsto, puse un DJ en la pared de atrás, no tiene luces de boliche solo de ambientación, resulta que se pararon a bailar y fui y le apague la música y prendí las luces para que la gente salga”, dijo Antonio Ortiz propietario del lugar que agregó “yo necesito trabajar, necesito que las cosas sean prolijas”.

“Ya vino al local tanto la Fiscalía como la Policía para constatar que estaba todo en orden. El lugar tiene tres salones y 70 metros de largo, es más factible de respetar el protocolo”, explica. Ortíz reconoce: “anoche, en particular, en el salón de atrás se descontroló, pero fueron unos minutos nada más, prendí las luces y todo el mundo afuera”.

“Necesitaba que se calmen, no sé si es la ansiedad la necesidad o falta de conciencia es la falta de cada cosa, la gente ya viene con ese antecedente de que en tal o cual lugar se baila. Hay muchísimos after la gente está descontrolada. No tomamos conciencia del daño", apuntó.

El propietario dijo que cumple con los protocolos. “Le gente denuncia por denunciar, quiero decir que son mis colegas o la misma gente. Yo no soy quien dicta las normas y tengo la habilitación para que funcione como tal: aquellos que tienen boliche solamente no puede”, cerró.

image.png
Violaciones en pandemia: el hecho llegó al IPLA.

Violaciones en pandemia: el hecho llegó al IPLA.

Temas

Dejá tu comentario