ECONOMIA | precios | productos | carne

Suba de precios en alimentos marcarán la inflación de febrero

Los productos de consumo básico encabezan el incremento en lo que va del mes. "Siempre en la segunda quincena se produce una disminución", aclararon.

De acuerdo a los incipientes números del mes, los precios de los alimentos empujan la inflación de febrero. Luego del importante incremento registrado durante enero, los productos de consumo básico marcan el ritmo ascendente de los valores de la economía.

Según un informe de la organización Consumidores Libres que dirige Héctor Polino, el relevamiento efectuado en supermercados y negocios barriales de la ciudad de Buenos Aires, tuvo un aumento del 2,99% durante la primera quincena de febrero. Concretamente, la entidad se enfocó sobre el precio de los 21 productos de la llamada “canasta básica de alimentos”.

En diálogo con El Destape, Polino se refirió a lo que se espera para los próximos 15 días: “Siempre en la segunda quincena se produce una disminución del porcentaje de aumento de precios en relación a la primera, pero aumentos van a haber y serán importantes”.

“Hay una inercia inflacionaria instalada en la sociedad, por las dudas se van remarcando los precios. Además, la variación del tipo de cambio impacta sobre todos los productos y hay mucha especulación”, analizó Polino. Y sumó: “Tampoco se cumplen ni se hacen cumplir las normas vigentes que protegen los derechos de los consumidores, ni se aplican las sanciones para los incumplidores”.

Respecto a los precios de productos de almacén, en general subieron 3,09%, con fuertes alzas para el aceite de girasol (8,33%), el kilo de yerba (3,85%) y el sachet de leche (2,74%). En tanto, la fruta y la verdura aumentaron 0,52%.

En cuanto a los cuatro cortes de carne vacuna, que se midieron en carnicerías por fuera del acuerdo oficial, los incrementos promedio llegaron al 3,95% en la Ciudad de Buenos Aires. La bola de lomo se remarcó 2,94%; el asado, 3,39%; paleta, 3,57%; y la carne picada común, 6,67%.

Al ser consultado por el acuerdo rubricado por el Gobierno para frenar la sangría de aumentos en la carne, Polino aseguró que “es una medida parcial para enfrentar el problema, no se venden en todos los comercios ni se comercializa todos los días, la cantidad de carne vacuna ofrecida es mínima y equivale al 10% del total de la faena, lo cual alcanza para un millón de consumidores”.

“El 50% de la carne vacuna se exporta, los exportadores colocan el resto de la carne al mismo precio de venta del mercado internacional. Hay que desacoplar porque los trabajadores y los jubilados cobran en pesos”, finalizó Polino.

FUENTE: El Destape

Dejá tu comentario