La coparentalidad: crece la tendencia de buscar por internet a otra persona sólo para tener un hijo

Se anotan en sitios que conectan usuarios para concebir un bebé sin ser pareja. "Estamos teniendo una crisis de los vínculos y la idea del ser humano", analizó en LV12, el psicólogo Alex Raddi. Dijo que con esta nueva alternativa "se plantea de alguna manera una negociación".

 

Conocer a alguien. Enamorarse. Formar una pareja. Tener un hijo. Esa secuencia, que durante décadas impuso nuestra forma de relacionarnos, hoy se está poniendo en duda. De la mano de las nuevos modelos de familia, la coparentalidad es una opción que cada vez más argentinos tienen en cuenta.

El tema se impuso cuando el periodista Luis Novaresio lo mencionó como una alternativa para cumplir su deseo de tener un hijo. 

El psicólogo Alex Raddi explicó que la coparentalidad consiste en que un hombre que desea ser padre y una mujer que busca lo mismo (y que no son pareja) se pongan de acuerdo para tener un bebé juntos. Se hacen una inseminación artificial o tienen relaciones sexuales, y luego la mujer transita el embarazo.

Coparentalys.com tiene más de 500 miembros de Argentina.

"Me parece que estamos teniendo una crisis de los vínculos y de la idea del ser humano. Lo que se plantea con la coparentalidad es de alguna manera una negociación, criamos un hijo, tenemos un hijo, es decir inventamos un ser humano, lo traemos al mundo no porque nos queremos, sino porque mi amor, yo solo papá o yo solo mamá quiero tener un hijo, pero como no podemos se apelan a estos métodos". 

Cuando nace el hijo, organizan la crianza de manera similar a las parejas divorciadas. Por ejemplo, se dividen los días de cuidado y el nene tiene una habitación en la casa de mamá y otra en la de papá. Los padres no tienen una relación afectiva ni sexual. Pero, para que funcione, el vínculo debe estar basado en el respeto y la responsabilidad.

"Nadie se casa y tiene hijos porque planea divorciarse, nadie lo haría con la intención de divorciarse. Estamos hablando hasta de una situación que no es sana. Ahora si estos papás, en el caso del divorcio, alguna vez se amaron y de pronto no funcionó y se separan, ellos dos tienen miles de dificultades en la crianza de hijos separados, para ponerse de acuerdo frente a cómo criar a los hijos, entonces qué puede ocurrir con dos personas que ni siquiera pasaron por eso. Son dos personas que simplemente hicieron un contrato con un objetivo. O sea traigo una vida al mundo y me voy a dividir la crianza de un ser humano con un desconocido, con alguien con quien coordiné que lo va tener tres días y yo tres, entonces no es fácil. Hay miles de dimensiones morales, éticas, religiosas, esprituales y económicas que entran en juego", opinó.

En la búsqueda de un aliado, la tecnología es de gran ayuda. Existen varios sitios web -como si fueran una especie de "Tinder"- que sirven para conectar a las partes interesadas. Uno de ellos es Co-padres.net, donde hay 668 argentinos que están registrados para buscar una coparentalidad.

En Co-padres.net hay 668 argentinos que están registrados para buscar una coparentalidad.

Otro sitio parecido es Coparentalys.com, que el año pasado lanzó una versión en español, donde hay más de 500 miembros de nuestro país.
 
 

Dejá tu comentario