SALUD |

Preservar la salud mental en tiempos de cuarentena

La doctora Fátima Assad comentó en LV12 que "van muchos meses de cuarentena y hay que empezar a reinventar las maneras de sociabilizar".

La cuarentena causada por el coronavirus es una situación que ha cambiado la vida de millones de personas en el mundo. Para algunos, el tener que estar aislado en casa, sin poder realizar las actividades habituales y, especialmente, sin tener el contacto humano y las libertades que se acostumbraban antes de la pandemia, puede resultar en cuadros de estrés, ansiedad y depresión.

Uno de los desafíos más importantes durante el aislamiento social preventivo y obligatorio es preservar la salud mental de toda la población.

"Van muchos meses de aislamiento y hay que empezar a reinventar las maneras de sociabilizar. Esta situación que vivimos ya nos cambió la vida porque nuestra parte afectiva se ve vulnerada por no poder reunirnos con nuestros familiares directos. Se crean muchas situaciones como la depresión y la ansiedad. El temor al futuro, es algo nuevo para todos", explicó la médica psiquiátra Fátima Assad en LV12.

image.png
Preservar la salud mental en tiempos de cuarentena.

Preservar la salud mental en tiempos de cuarentena.

"Hay que aprender a afrontar esta situación con más optimismo y mayor capacidad de poner fuerza. Es el momento de hacer las cosas que estaban pendientes por falta de tiempo. Hay mucha gente que vive sola y tiene que tratar de buscar que es lo que puede hacer para pasar el tiempo en esta situación de incertidumbre", añadió la especialista.

"El hablar cura, charlar de lo que pasa cura mucho".

Este desafío es inclusive más complejo en las personas mayores porque son los más vulnerables en caso de enfermarse con COVID-19 y por lo tanto es esencial que puedan cumplir con el aislamiento social preventivo y obligatorio. "En este caso lo más efectivo es el afecto de la familia y de los amigos, no hay que dejarlos solos. No hay que dejar que sus mentes vuelen hacia donde no tienen que ir", sentenció la doctora Fátima Assad.

Dejá tu comentario