INTERNACIONALES |

¿Qué es el Corredor Seco y por qué está ligado a la pobreza extrema en casi toda Centroamérica?

Desde México a Panamá pasando por Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, una sequía asola los campos y sume en la pobreza a casi un millón de pequeños productores de granos básicos.

"Las gallinas se mueren del calor. Las vacas se desploman de flacas porque no tienen pasto que comer y tenemos que ir a levantarlas. Ya no producen leche".

Johnny Obando le cuenta a la BBC desde Costa Rica que sus vacas se desploman al suelo porque están muy débiles.

Sobre todo ahora que el calor aprieta desde hace meses y las previsiones del tiempo no auguran lluvias hasta agosto.

Pocas zonas hay tan vulnerables en Centroamérica al cambio climático como el llamado Corredor Seco.

Según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), esta es una extensa área que corre paralela a la costa del Pacífico desde Chiapas, en México, hasta al occidente de Panamá, dejando tierras áridas también en Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y parte de Costa Rica.

Se trata de un tramo de tierra de 1.600 kilómetros de largo y de 100 a 400 kilómetros de ancho que concentra el 90% de la población de Centroamérica y las principales capitales de esta región geográfica.

Y azotado por una serie de sequías cíclicas estrechamente relacionadas con el fenómeno de El Niño, el llamado Corredor Seco está más que familiarizado con los fenómenos climatológicos extremos provocados por el cambio climático.

Desde 1960 se ha registrado un incremento de la frecuencia y regularidad de estos fenómenos extremos, y la acumulación de sus efectos durante años también ha aumentando la pobreza de la zona.

La pérdida de una cosecha provoca que las familias no tengan cómo plantar la siguiente, con lo que la escasez se perpetúa.

 

Un desierto

En esta región el periodo seco abarca por lo general de enero a marzo. Pero, este año, El Niño ha provocado una caída acumulada del 60% de las lluvias comparada con la media de la zona.

La laguna Atescatempa, en Guatemala, se ha secado casi por completo dejando a la vista la tierra cuarteada por el sol.

"Esto es como un desierto. Se está muriendo bastante ganado de sed y de falta de alimento. Normalmente en el mes de abril llegan las primeras lluvias, pero ya estamos en mayo y nada", explica el ganadero José María Zambrano, desde la provincia de los Santos, en el Arco Seco de Panamá.

Más información BBC

Dejá tu comentario