Ricardo Peñaflor habría sido asesinado en Catamarca y sus restos desechados en Santiago

Los restos del agricultor fueron desechados a unos 15 kilómetros del límite con Catamarca. Ayer se desarrollaron medidas en esa provincia.

El asesinato que conmociona a los pobladores de Frías y el departamento El Alto de Catamarca, aún encierra numerosos interrogantes, pero los investigadores trabajan incansablemente para tratar de esclarecer el hecho.

 

 

Rastrillaje

Las mismas fuentes confiaron que ayer se llevó a cabo un allanamiento en un campo de unas 60 hectáreas, perteneciente a un hombre de apellido Gerez, amigo de Peñaflor.

Una comisión policial de la División Homicidios y Delitos Complejos de ciudad capital, con la colaboración de los efectivos de Homicidios de Catamarca, recorrieron la extensión de la propiedad en busca de cualquier elemento que pueda ser útil a la investigación.

Según deslizaron, en el lugar habrían secuestrado prendas de vestir que serán sometidas a las correspondientes pericias.

 

Dudas

El lugar habría sido allanado, porque los testimonios señalaron que habría sido uno de los últimos lugares donde lo vieron con vida, antes de su desaparición del pasado 6 del corriente.

Cabe recordar que Peñaflor desapareció el 6 y el jueves 8 se halló un cadáver totalmente incinerado en la caja de una camioneta Ford F100 blanca, idéntica a la que se movilizaba la víctima.

Si bien restaría la confirmación genética, los fiscales de Frías, Dres. Belén Pan y Gustavo Montenegro, así como también la Policía, investigan el hecho como un homicidio.

Peñaflor residía en El Alto, Catamarca, y por ello los investigadores presumen que lo asesinaron en la vecina provincia y, el o los homicidas, intentaron borrar los rastros incendiando su camioneta y sus restos en suelo santiagueño.

La víctima había sido atada con alambre en la caja de la camioneta y tenía un disparo en su cabeza.

Fuente: El Liberal

Dejá tu comentario