POLICIALES | robo | fiscal | árbol

Ocultaron parte del botín de un robo debajo de un árbol

El fiscal Gallo contó que parte del botín de un robo en una casa de Chile al 300 fue hallado oculto debajo de un árbol.

En la tarde del viernes 2 de abril de 2021 se realizó a requerimiento del Ministerio Fiscal una audiencia multipropósito con el objeto de formalizar la investigación, formular cargos y solicitar medidas de coerción en contra de Maximiliano Benjamín "Maxi" Mena, de 24 años, por un robo ocurrido el jueves 1 de abril en un domicilio de Chile al 300. Información aportada telefónicamente y en forma anónima a la policía permitió hallar parte del botín, oculto debajo de un árbol, en inmediaciones de las vías del tren y calle 25 de Mayo.

Respecto de la aprehensión de Mena, el fiscal Pedro León Gallo, a cargo de la Unidad Fiscal de Robos y Hurtos II, explicó que a partir del análisis de los registros fílmicos existentes, un equipo de la policía ubicó uno de los automóviles que habría sido utilizados para cometer el hecho en inmediaciones del pasaje Islas Malvinas al 1.700 para después encontrar parte del botín en un árbol. Allí fue interceptado "Maxi", quien tenía en su poder las llaves del vehículo, dentro del cual se encontraron cerca de $15.000 y un celular coincidente con un teléfono robado. Al ser comunicado el procedimiento, desde la UFI interviniente se dispuso la aprehensión de Mena.

El investigador agregó que posteriormente, en horas de la madrugada de ayer, viernes 2 de abril, un llamado telefónico anónimo a la División Robos y Hurtos aportó la información que parte de los bienes sustraídos estaban ocultos en inmediaciones de las vías del ferrocarril y calle 25 de Mayo e Italia, debajo de un árbol, donde fue encontraron un bolso con la notebook y el violín.

Medida coerción

Al momento de la formulación de cargos, el fiscal imputó a Mena el delito calificado provisoriamente como robo doblemente agravado, por ser cometido con el empleado de arma de fuego y en poblado y en banda, en calidad de coautor. Luego de describir las evidencias, el investigador requirió para Mena como medida de coerción la prisión preventiva por el término de tres meses, por considerarlo un plazo razonable para completar la investigación penal preparatoria, lo que fue avalado parcialmente por la jueza actuante, por el plazo de 30 días.

"Mena no actuó solo, sino que lo hizo de manera conjunta y coordinada con una banda que exhibió una clara disposición de recursos. Hubo tareas de inteligencia previa y se utilizaron dos vehículos para producir el ataque y retirarse con los bienes sustraídos. Utilizaron armas de fuego y conocían las características de la vivienda, con lo cual estamos hablando de un grupo organizado que podría brindar apoyo al acusado en caso de ser puesto en libertad para evadirse al proceso", dijo el fiscal al fundamentar el pedido de prisión preventiva.

El robo

El jueves 1 de abril, cerca de las 13:30 horas, Mena y otros dos sujetos aún a identificar, se hicieron presentes en una vivienda de Chile al 300. Usando armas de fuego, primero asaltaron a uno de los albañiles que estaba trabajando en la entrada, que fue despojado de $3.000 y un celular.

Luego, ingresaron a la casa, donde redujeron a la dueña, la cual fue arrojada al suelo. Su hija, que acudió en su ayuda, fue amenazada por los delincuentes que le exigieron que les entregue dinero, llevándola hasta la planta alta de la propiedad, donde entraron a su departamento y se apoderan de cien dólares y un violín. Además violentaron la puerta de otra unidad habitacional para sustraer un bolso que contenía una notebook y concretaron el robo. Finalmente lograron darse a la fuga con los elementos sustraídos a bordo de dos autos que luego parte de ellos fueron encontrados en un árbol.

Dejá tu comentario