Un porteño y dos santiagueños hicieron 5 “narcoviajes”

Antes de caer presos en el peaje de Fernández, un porteño y dos santiagueños hicieron 5 “narcoviajes”.

Un porteño y sus dos amigos santiagueños habrían realizado al menos cinco viajes a la provincia de Santiago del Estero con cocaína, antes de ser apresados en el peaje de Fernández, Robles.

Así lo habría establecido la Justicia Federal, que los acusaría por “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”.

Según la investigación, el porteño tenía un terreno en La Banda y conoció a los santiagueños entre chacareras y empanadas, durante la fiesta de los Carabajal hace más de un año.

Se generó mucha confianza, al punto tal de coordinar el ingreso de cocaína a Santiago, trascendió.

Labor individual

La causa amplía que el porteño tenía el rol de “proveedor y transportista”.

En tanto, los santiagueños “fraccionaban y distribuían la cocaína”.

Los primeros viajes habrían sido materializados en el 2018, casi en forma exclusiva por el porteño.

Rápidos, los santiagueños aprendieron el “oficio” y se entusiasmaron, al punto de buscar ellos la clientela en Capital y Banda.

Sin embargo, la buena fortuna que vino tras el dinero “dulce” les impidió advertir que habían despertado la atención en personal del Centro de Reunión de Información de Gendarmería.

Intervenciones

En días, sus celulares habrían sido intervenidos y los gendarmes empezaron a documentar y trazar un “mapa” de las operatorias de los individuos.

Recién cuando la Justicia Federal lo consideró conveniente, partieron las órdenes de detención.

Desde Buenos Aires alertaron a los gendarmes y la 4x4 al mando del porteño se convirtió en blanco de un “seguimiento controlado”.

Reflejos tardíos

Cuando los tres amigos fueron recibidos en el peaje por los gendarmes, advirtieron que su osadía era sinónimo de ingenuidad.

El perro antinarcótico olfateó la 4x4 y descubrió los ladrillos de cocaína ocultos en un compartimento especial.

Terminaron presos y los gendarmes los trasladaron a la base, poniéndolos a disposición de la Justicia Federal.

Fuente: El Liberal.

Dejá tu comentario