NACIONALES | Salta | Familia | Provincia

La familia de María Cash volvió a Salta a buscar a la joven

Funcionarios judiciales de Salta recibieron a la madre y al hermano de la mujer desaparecida en 2011, cuando transitaba por rutas de la provincia.

María del Carmen Gallego y Máximo Cash, madre y hermano de la joven María Cash, desaparecida desde el 8 de julio de 2011, están en Salta y fueron recibidos por el defensor general de la Provincia, Pedro García Castiella.

La familia de la diseñadora porteña llegó a la provincia para conocer las últimas actuaciones realizadas en el proceso de investigación que lleva adelante el fiscal Federal Eduardo Villalba.

"Vinieron a la provincia de Salta porque la familia siempre tuvo un constante seguimiento de los avances de la investigación de la causa. Fueron puestos al tanto sobre los avances y las líneas investigativas que se llevan adelante", dijo Castiella

Con respecto al encuentro que por su parte mantuvo con los familiares, contó: "La invitación y el encuentro se produjo en el marco de un nuevo perfil que queremos darle a la Defensa Pública. Una apertura hacia la asistencia de las víctimas de delitos y a los familiares e impulsar políticas públicas intensivas y agresivas en defensa y protección de las víctimas".

La familia Cash llegó este martes a la ciudad y partirá nuevamente a Buenos Aires el miércoles, tras reunirse con Castiella y con el fiscal federal Dr. Eduardo Villalba y su equipo.

Castiella acompañó a la familia durante más de cinco años, como abogado, hasta que tomó el puesto como defensor general en marzo del año pasado.

"Creo que no hay que cesar en la investigación, hasta agotar todas las líneas posibles, la tecnología actual, que no la teníamos hace diez años está permitiendo lograr avances", agregó Castiella.

El caso

El 8 de julio de 2011 fue el día en que misteriosamente desapareció en Salta María Cash, la diseñadora de ropa que había salido días previos desde Buenos Aires con destino a Jujuy.

La mujer tenía 29 años y vestía botas de gamuza beiges, jeans y un bolso rosado que llevaba en bandolera. Ese día fue captada por las cámaras de seguridad de la empresa concesionaria de la autopista de acceso-egreso, en la plaza del expeaje, situada a 13 kilómetros al este de la capital salteña. Tras ese último registro, su paradero sigue siendo un misterio.

El último esfuerzo

Hace un tiempo la causa tomó de nuevo estado público por un operativo rastrillaje en el sur de la provincia.

Fue uno de los últimos operativos. Se hizo en la zona del paraje Palomitas, sobre la ruta 34. De este rastrillaje no se logró encontrar elementos de gran relevancia.

En otro tramo de la investigación resultó negativo el ADN que se le realizó a un cráneo encontrado en Bolivia y con el cual trabajaron peritos especialistas, como así también se descartaron las teorías de una mujer que había denunciado a efectivos de la fuerza federal como responsables de la desaparición de María Cash.

Cabe recordar también que en abril del 2014 Federico Cash, el padre de María, murió en un siniestro automovilístico en una ruta de La Pampa, mientras buscaba una nueva pista que lo llevara a dar con su hija, ya que había decidido rastrear por todo el país los indicios que recibía sobre su paradero.

El hombre tenía entonces 70 años, y no bajó los brazos. Había decidido chequear las llamadas que recibía de personas que decían haber visto a su hija en distintas provincias.

FUENTE: El Tribuno

Dejá tu comentario