SALUD | Salud

Cómo prevenir la conducta suicida y a dónde acudir por ayuda

En el Día Mundial de la Salud Mental, que se conmemora cada 10 de octubre, el Ministerio de Salud de la Provincia invita a conocer más sobre la conducta suicida para ayudar a prevenirla.

Hay signos que pueden ayudar a detectarla y prevenirla con ayuda de profesionales, capacitados para su abordaje y tratamiento, que se puede obtener concurriendo a cualquier guardia de Salud Mental de CAPS y hospitales en toda la provincia, o consultando a través de Salud Escucha.

Con todos y entre todos, el suicidio puede prevenirse, y en ese sentido trabajan desde el Programa de Prevención y Abordaje de Conducta Suicida del Ministerio de Salud Pública, a cargo de la licenciada Irma Thomas, que pone especial énfasis en la detección temprana con un trabajo intersectorial, particularmente con las áreas de Educación y de Seguridad, a través de capacitaciones de manera permanente para que se pueda identificar el momento de ideación suicida.

Una vez que la conducta suicida es detectada se hace la derivación a un profesional, quien decide el tratamiento y abordaje pertinente. En caso de haber llegado a una tentativa, el paciente es internado. El trabajo incluye también a su familia; el personal de salud hace un seguimiento al núcleo familiar ofreciéndoles contención en ese momento de vulnerabilidad. Esto se hace también con terapia a padres, hermanos, tíos, personas convivientes y allegados del paciente. Los adolescentes, en este sentido, son el grupo más vulnerable; por lo que se refuerzan las acciones preventivas en compañeros y amigos.

A tener en cuenta

Son diversas las situaciones que pueden derivar en la ideación suicida. Hay signos que pueden evidenciarlo como cambios de conductas de sueño, alimentación, humor. Las personas que ya han sido tratadas por alguna psicopatología son más propensas a desarrollar conductas suicidas, como también aquellas que hayan sido víctimas de abuso, violencia familiar, maltrato, lo que los lleva a retraerse, aislarse y no comunicarse.

Esta situación de angustia extrema puede provocar ataques de pánico o depresión, por lo que se debe estar atento a las autolesiones. “Cuando se encuentra una carta de despedida es un indicio de proximidad o de planificación del acto suicida. Pero una vez advertido esto, se puede actuar y solucionarlo a tiempo”, remarcó la licenciada Thomas.

La depresión provocada por la ruptura de una relación, la pérdida de un ser querido o el consumo de sustancias pueden terminar con una ideación suicida. Son situaciones de angustias que se van sumando y parecen no tener solución, entonces la persona se siente abrumada por ello y no sabe cómo expresar lo que siente. Por eso, contó la licencia Thomas, el arte en las terapias es sumamente valioso ya que los pacientes pueden expresarse pintando, escribiendo, cantando.

La consulta al profesional es fundamental. El sistema de salud cuenta con psicólogos en CAPS y hospitales, sumando ya 15 lugares con el servicio de psiquiatría. Entonces lo más importante es acudir al centro más cercano, donde médicos y enfermeros capacitados de manera permanente están preparados para hacer el primer abordaje al paciente hasta que puedan llegar al profesional de salud mental.

La provincia no solo cuenta con un sistema de vigilancia epidemiológica, remarcó la licenciada Thomas, sino que también se está haciendo un seguimiento de los casos de tentativa para que se haga el tratamiento oportuno logrando prevenir el suicidio, trabajando en una “posvención” con familiares y amigos, creando un espacio de contención y conciliador para poder ayudar al paciente.

FUENTE: comunicaciontucuman.gob.ar

Temas

Dejá tu comentario