SALUD | Salud | Cardiología | enfermedades

¿Se debe hacer electrocardiograma a los chicos antes de volver a clases?

La vuelta a clases viene con la obligación del apto físico para que los chicos puedan realizar actividades físicas, pero no siempre se tiene en cuenta el cardiológico. Recomendaciones de los especialistas.

El apto cardiológico infantil incluye un interrogatorio completo de los antecedentes familiares y personales, además de un chequeo clínico con examen cardiovascular y respiratorio, para descartar la presencia de soplos, que es un sonido anormal ocasionado por un flujo sanguíneo turbulento.

“También es importante medir correctamente la presión arterial, que se categoriza según la edad y la estatura del paciente, evaluar los pulsos periféricos y solicitar un electrocardiograma para medir la función eléctrica del corazón”, explica a doctor Gabriel Lapman, médico cardiólogo, nefrólogo y especialista en hipertensión arterial. Lo que debe llamar la atención es si hubo operaciones de cardiopatías congénitas.

La auscultación del corazón, procedimiento clínico de exploración física que consiste en escuchar el área torácica o del abdomen con el fin de valorar los sonidos producidos por los órganos, es fundamental para ver la posibilidad de soplos cardíacos o la detección de enfermedades congénitas no diagnosticadas.

“En caso de que queden dudas, es importante complementar el estudio clínico con un ecocardiograma doppler, que visualiza las cavidades y válvulas cardíacas con el fin de descartar la presencia de cardiopatías congénitas o de una miocardiopatía hipertrófica, que puede ser causa de muerte súbita”, detalla el especialista.

En la práctica, no se hace de rutina para el apto físico porque se asume que los chicos realizan prácticas deportivas recreativas no tan extremas, pero luego de los 14 años y si el adolescente practica deportes por más de seis horas semanales, el ecocardiograma doppler completa el examen predeportivo, nos cuenta Lapman.

En cuanto al electrocardiograma, resulta importante ver el tamaño del corazón y su funcionamiento eléctrico. También, es de suma importancia no pasar por alto el carnet de vacunación y que el ingreso al colegio sea con todas las vacunas al día. Si el médico lo cree necesario, y más que nada en algunas situaciones especiales, se puede solicitar un laboratorio completo para evaluar parámetros como glucemia y niveles de colesterol, entre otros.

image.png

En esta misma línea, las recomendaciones cardiológicas también son de suma importancia. Evitar el sedentarismo es fundamental porque cada vez hay más chicos con sobrepeso y obesidad. Es ideal realizar entre 45 y 60 minutos diarios de ejercicios, sumar actividad planificada, juegos infantiles, pasear con los padres y andar en bicicleta, entre otras actividades.

Además, no hay que dejar de lado la alimentación saludable. Como la prevención es la principal intervención, es importante recalcar a los adultos sobre una nutrición rica en verduras, frutas y cereales integrales, “capaces de mejorar las enfermedades crónicas y con un potencial enorme en la prevención del desarrollo de diabetes infantil y de hipertensión arterial”, indica el doctor Lapman.

FUENTE: tn.com.ar

Dejá tu comentario